Jazz Porque Sí: Count Basie en Gotemburgo

Bueno, empecemos por unas precisiones sobre una historia algo demencial: este concierto apareció, y sigue haciéndolo (como lo prueba el CD que tengo ahora mismo delante) como "Basie in London". En su portada se ve a un alegre Count Basie del brazo de dos ingleses ciertamente encopetados (pero que definitivamente no son beefeaters, es decir guardianes de la Torre de Londres; uno de ellos es ciertamente un veterano del ejército, porque lleva unas cuantas medallas, pero no portan uniforme) y que probablemente formaban parte de alguna celebración londinense. Bueno, pues el concierto se celebró y se grabó en la muy distinguida y universitaria ciudad de Gotemburgo, en Suecia. Las tomaduras de pelo de la industria discográfica en general y de Norman Granz en particular darían para una enciclopedia de tropelías.
Dejado claro esto, y añadiendo que el culto público sueco mostrará en el concierto un entusiasmo notable, como no puede ser de otro modo, y si no escuchen, vamos a lo nuestro que es la música.
La de Count Basie es una orquesta que, no me cansaré de repetirlo, además de tener un sonido propio reconocible de inmediato, funciona como un reloj. No en su mecanicismo, sino en que todos sus componentes lo hacen tan bien y están tan compenetrados que parecen funcionar como una maquinaria de precisión.
Y si no, comprueben en el arranque: un Jumpin' at the Woodside a toda marcha, que ya dice algo sobre las intenciones de Basie y sus chicos. Sigue Silver Stockings, y puesto que se oye bastante bien la guitarra de Freddie Green, permítanme rendirle un pequeño homenaje; no hizo un solo en su vida, pero como guitarrista rítmico es una maravilla, un añadido imprescindible, y un músico que vale su peso en oro. Préstenle atención y piensen unos minutillos en él. Después viene un impecable How High the Moon, seguido por una pieza que me gusta muchísimo, Nails; atentos al juego entre el piano de Basie el contrabajo de Eddie Jones.
Acto seguido, Flute Juice. Por descontado, con el gran Frank Wess a la flauta. Han habido grandes (y pocos) flautistas en el jazz, y Wess fue uno de ellos, y además Basie fue uno de los directores de orquesta que más hizo por reintroducir este instrumento, tanto que muchas de las piezas recordadas de la orquesta de Basie lo llevan.
Tres temas en los que el vocalista Joe Williams demostrará su capacidad como bluesman y como cantante melódico: Alright, Okay You Win, Roll 'em Pete y The Comeback.
Y para terminar por hoy, la muy conocida Corner Pocket y Blee Blop Blues, con un gran trabajo, como siempre, del baterista Sonny Payne.
Espero que el swing imparable de esta banda, así como las interpretaciones de marca de los solistas y del conjunto les gusten. Atentos a los comentarios del Cifu, siempre imprescindibles.



Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

btemplates