Amor de Artur, de Xosé Luis Méndez Ferrín

Que lo céltico es omnipresente en Galicia es algo que puede sorprender al no avisado, pero que ya fue propagado por la literatura de Álvaro Cunqueiro, por ejemplo. En este celtismo puede entenderse que rey, lo que se dice rey, Galicia (que ya es mágica de por sí) sólo ha tenido y tiene "al que fue y será", es decir, al rey Arturo.
Méndez Ferrín presenta en este libro cinco relatos "con Tagen Ata a lo lejos" en los que este territorio mítico creado por el autor es el hilo de unión, pero que se mueven en registros diversos, como el artúrico (Amor de Artur), el contemporáneo (Familia de Agrimensores), la historia azerrata (natural o propio de Tagen Ata) como en Calidad y Dureza, o combinando las leyendas de Tagen Ata con el relato de unas vacaciones actuales en Nosa Terra (que puede, más o menos, asimilarse a Galicia), como en Fría Hortensia.
¿Qué es y dónde está Tagen Ata? Si uno echa un vistazo a las naciones célticas (Galicia, Bretaña, Cornualles, Gales, Man, Escocia e Irlanda), llenas de cabos finisterre, descubre que el centro de esta tradición cultural está en el mar. En este lugar atlántico, ignoto, brumoso, melancólico por lo inconcreto es donde podríamos situar una Tagen Ata que es más un sentimiento de pertenencia que un lugar físico.
Como en las sagas escandinavas o los cantos de gesta, en Amor de Artur puede importar lo que se cuenta, pero todavía más importante es la manera en que se narra. El estilo es fundamental, y el de Méndez Ferrín entra de manera arrolladora en lo poético. No tanto en lo lírico como en la poesía de la melancolía, del mito, de los aromas y del paisaje, que ya es un sentimiento en sí. Jamás podrá realizarse (y peor para aquel que la haga) una lectura apresurada de este Amor de Artur. El tiempo mítico transcurre lentamente, casi prolongándose en la eternidad, y así hay que construir su literatura, con su ritmo propio y acompasado, con palabras que parezca que llegan de lejos: «He aquí que, ya en Irlanda, en el camino entre Francastel y Conarán, sorprendió a la compañía de rey Artur la noche de primeros de año, en la que se abren los sepulcros de los antepasados y los dioses difuntos pueden reunirse con nosotros.»
Quien crea que este estilo poético es una construcción sobre temas que lo requieren harán bien en leer Extinción de los Contactos, en este mismo volumen, sobre una estrella del rock que se precipita hacia su caída; el lenguaje, igualmente apropiado, sigue siendo poético.
Lo que admira (también) de Méndez Ferrín es que pueda moverse por lugares, situaciones y tiempos con toda facilidad manteniendo una ilación emocional que da sentido de unidad a cinco relatos tan dispares en apariencia. Xosé Luis Méndez Ferrín es un escritor necesario, un lujo de la literatura gallega, un autor que ha conseguido el raro milagro de recoger toda la tradición literaria gallega anterior y hacerla propia, renovándola y ampliándola en miras y territorios.

(Amor de Artur)
Impedimenta
Madrid, 2009 [1982]
Trad. de Moncha Fuentes y Xavier R. Baixeras
Introducción de Constantino Bértolo

portada y sinopsis

btemplates

4 comentarios:

Dani Gonzalez dijo...

He llegit molt poca cosa d'aquest autor, però m'ha agradat molt la seva originalitat i el seu món literari. En Manuel Rivas també deia coses ben interessant sobre ell. Vull dir aquest tipus de comentari que et convida sincerament a la seva lectura.

Celebro, "per la meva connexió amb Galícia" i com a lector, trobar-m'ho en el teu blog.

Salutacions Lluís,

Dani
(A lei de Lem)

Lluís Salvador dijo...

Hola, Dani:
Havia sentit coses (bones) sobre Méndez Ferrín, però encara no havia llegit res sobre ell. Qui em va treure la son de les orelles va ser Juan Tallón, que a la seva novel·la O Váter de Onetti en parlava meravelles. Ja saps, un llibre porta a un altre, i em va acabar de decidir i no deixar passar més temps. I el descobriment ha valgut la pena, t'ho asseguro...
I connexió Galícia sempre n'hi haurà aquí, encara que només sigui per amor a en Cunqueiro i les terres celtes i màgiques :-)
Salutacions!

Lluís Salvador dijo...

Perdó:
Llegit "res d'ell", i no "sobre ell".
Errare humanum est, i sóc molt, però molt humà ;-)
L.

Dani Gonzalez dijo...

Aquest salt d'un llibre a un altre de vegades és un caminet fantàstic, per curt que sigui.

:-)

Fins aviat,

Dani