La Ventana Tapiada, de Ambrose Bierce

Ambrose Bierce cultivó el género de terror con la sabiduría de un precursor y la energía de un innovador. En La Ventana Tapiada, que pueden ustedes leer completo en los enlaces que figuran al pie de esta entrada, esta revelación terrorífica se produce muy a última hora, en el final del cuento, pero toda la atmósfera precedente la va preparando.
Hay que destacar cómo Bierce emplea un escenario poco usual para este tipo de ficciones, como es el relato de frontera norteamericano, el paisaje agreste y salvaje, y el límite entre civilización y el paisaje no domado, que contiene sus propios peligros. Una casa presenta un aspecto de decaimiento, con la naturaleza recuperando lo que le fue quitado años atrás. Y destacando en esta casa, hay una ventana condenada. Y esa ventana tiene una historia detrás.
Es la historia de una muerte prematura de la esposa de quien habitó esa cabaña, y de cómo la preparó para el entierro pero, vencido por el sueño, se durmió mientras la velaba. Si esperan ustedes que esto sea un cuento de fantasmas, están muy equivocados. La resolución de la historia es mucho más dramática que una simple aparición. El relato tiene todos los tintes de Poe, más la puesta al día y el conocimiento del entorno que tenía Bierce y, cómo no, su permanente amargura. Porque lo que sucede en este relato no es sólo una desgracia, ni una fatal casualidad, sino una pérdida total, absoluta, un fracaso del hombre capaz de destruirlo.
No es posible explicar más sin destrozar el paso mesurado que este cuento posee, y sin minimizar su efecto. Sólo decir que muy pocos autores han podido escribir, con tal economía de medios y tal dominio de la escena, un relato como La ventana Tapiada.

(The Boarded Window)
En Cuentos de Soldados y Civiles
Eds. Orión, col. Pruebas de Galera
Buenos Aires, 1975 [1891]
Traducción y prólogo de José Bianco

Texto en castellano de La Ventana Tapiada
Texto en inglés de The Boarded Window

btemplates

4 comentarios:

Carmen Forján dijo...

Muy buena elección la de Ambrose Bierce para estas fechas...
Un saludo,

Lluís Salvador dijo...

Hola, Carmen:
Bueno, las fechas coinciden, y ya me va bien que para el día de Todos los Santos se publique un relato de terror de Bierce, aunque me apresuro a aclarar que tengo un particular aprecio por "Bitter" Bierce, al que consider un autor que se lee menos de lo que se debiera. Y, por supuesto, seguiré con él y sus cuentos de soldados y civiles...
Un saludo!

Nancy Coria dijo...

No me gusto el termino gente de lafrontera ni su habita salvaje

Lluís Salvador dijo...

Hola, Nancy:
Bueno, todo es cuestión de conceptos. A mí me parece perfectamente válido (y se lo he escuchado a gente que vive en "la raya" o la frontera, en este caso política, aunque de lo que escribía Bierce era de la frontera entre lo salvaje y lo "civilizado").
En todo caso, aquí queda tu opinión.
Un saludo!