Storie di Animali e Altri Viventi, de Alberto Asor Rosa

Absténganse de leer estas Historias de Animales y Otras Vidas aquellos que no tendrían jamás un animal de compañía. El sencillo supuesto de esta novela (que lo es, a pesar de lo que pueda sugerir el título) es el de narrar, desde el punto de vista de un gato, Micio Nero, y de una perra, Contessa, su propia vida y su vida en relación a Pa y Mo, los humanos con los que conviven; y, más que convivir, forman una unidad multiforme. Este tipo de relación puede darse, aunque no siempre, pero si Asor Rosa ha decidido mostrarla así, está en su derecho.
No es un libro de etología, aunque necesariamente ha requerido sus buenas horas de observación y convivencia con los animales. En cambio, sí hay una buena dosis de poética y filosofía, en tanto esta relación simbiótica proporciona una suma mayor que las partes de los humanos, un gato y un can.
Cualquiera hubiera podido escribir una novela así sólo con las anécdotas que los animales provocan en la vivencia cotidiana (y de hecho, se escribe; a una editorial pueden llegarle un par de manuscritos de este tipo por año, en su inmensa mayoría banales); sin el añadido de esa poética filosófica, no sería más que un relato vulgar. Con esa poética, sin embargo, lo que Asor Rosa hace es trascender la relación cotidiana y entrar en los mecanismos de amor y convivencia, de aceptación del otro y de coexistencia, y en la relación metamórfica humana-animal que proporciona mutuos beneficios y el crecimiento de ambas especies.
Por ejemplo, reducido a lo esencial, se sabe que acariciar a un gato o un perro es una actividad relajante y antiestrés. Asor Rosa eleva este hecho en busca del zen gatuno, esa meditación al infinito a la parecen entregarse los gatos y que es fácil contagiar al humano, aunque sólo sea contemplando al gato que, a su vez, parece meditar. Es sólo uno de los casos que figuran en esta novela en la Micio y Contessa narran su universo limitado pero completo, una reducción a lo esencial que, parecen sugerirnos, es la auténtica clave de, si no la felicidad, sí por lo menos la tranquilidad.
En apariencia, insisto, esta es una novela simple. En su lectura, no obstante, aparece una complejidad que no es sino interrogarse sobre las necesidades vitales humanas y sobre la simplificación de una vida que, reducida a lo esencial, tal vez sea el auténtico paraíso.

Einaudi Ed., col. L'Arcipelago Einaudi
Turín, 20056 [2005]

Existe traducción castellana en Barataria

Portada y sinopsis de la edición italiana
Portada y sinopsis de la edición castellana


btemplates