Klute, de Alan J. Pakula

SESIÓN MATINAL 

(Klute); 1971

Director: Alan J. Pakula; Guión: Andy K. Lewis, Dave Lewis; Intérpretes: Jane Fonda (Bree Daniel), Donald Sutherland (John Klute), Charles Cioffi (Peter Cable), Roy Scheider (Frank Ligourin), Rita Gam (Trina); Dir. de fotografía: Gordon Willis; Música: Michael Small.

Una película personalísima, una pequeña joya de su época, Klute nos enseña lo que Pakula era capaz de hacer a poco que se pusiese (o le dejasen) a ello.
La historia es simple: un padre de familia de provincias ha desaparecido, y su amigo el policía John Klute abandona su carrera para intentar encontrarlo en Nueva York, donde vive una call-girl a la que parece ser enviaba cartas obscenas. Pero durante la investigación Klute y Bree se enamorarán, un poco para estupefacción de ambos.
En teoría es un thriller (uno que depara pocas sorpresas, porque muy pronto conocemos al culpable), pero lo que Pakula hace es remarcar la historia personal de ambos protagonistas, componiendo así una película muy inteligente, muy adulta, en la que las personalidades de Klute y de Bree chocan continuamente porque en el fondo se atraen de continuo. Todo ello rodado con un estilo visual muy personal, muy inteligente, muy interpretable, con cierta claustrofobia gracias a los encuadres dentro del encuadre. Y, hay que remarcarlo, sin imitar los modelos del noir americano ni el suspense de Hitchcock, aunque haya herencias de ambos; el estilo narrativo de esta película es algo único, y pocas lo han imitado después, aunque su huella se puede trazar en varios filmes posteriores.
En resumen, una película que no suele encontrarse en las grandes filmografías, pero que sorprende agradablemente una vez vista y que merece mayor reputación y aprecio del que tiene.

Tráiler:


btemplates