The Commitments, de Alan Parker

SESIÓN MATINAL 

(The Commitments); 1991

Director: Alan Parker; Guión: Dick Clement, Ian La Fresnais, Marc Abraham, basado en la novela de Roddy Doyle; Intérpretes: Robert Arkins (Jimmy Rabbitte), Michael Aherne (Steven Clifford), Angeline Ball (Imelda Quirke), Maria Doyle (Natalie Murphy), Dave Finnegan (Mickah Wallace), Bronagh Gallagher (Bernie McGloughlin), Félim Gormley (Dean Fay), Glen Hansard (Outspan Foster), Dick Massey (Bill Mooney), Johnny Murphy (Joey "The Lips" Fagan), Kenneth McCluskey (Derek Scully), Andrew Strong (Deco Cuffe); Dir. de fotografía: Gale Tattersall; Diseño de producción: Brian Morris; Montaje: Gerry Hambling.

Esta es la historia de un muchacho que quiere montar una banda de soul en pleno Dublín. La premisa es sencilla: los irlandeses son los negros de Europa, de manera que bien pueden interpretar el soul tan bien como los negros de América. Y así, logra reunir a un grupo heterogéneo, que, a trancas y barrancas, empieza a funcionar... y no lo hacen nada mal.
Digamos para empezar que a quien le guste la música soul, esta película le encantará, entre otras cosas porque sin música la película no funcionaría, y sin buena música lo dirícilmente lo haría. Pero en cuanto al resto de elementos cinematográficos, el filme tiene un adecuado sentido del humor, buenos personajes, una historia breve que contar, mucha música con mucho sentimiento, y una aguda y certera mirada sobre una Irlanda en crisis económica; no esperen encontrarse aquí el Dublín turístico, sino el suburbial y el del desempleo y la cuasimarginación.
Todo esto hace una película apreciable, entretenida, divertida a ratos, ingeniosa en otros, interesante siempre y que es una delicia de escuchar, pero siempre tendré la sensación de que podía haber aspirado a algo más, y que tal vez esta falta de ambición es lo que impide que este filme sea totalmente redondo. Lo cual no es óbice para que no sea una película más que apreciable que merece quedar en las filmografías, lo cual en los tiempos que corren ya es mucho. Pero el tiempo podría haberse empleado en precisar la psicología de los personajes y ahondar en la Irlanda de la época, por ejemplo.

Tráiler:

btemplates