El Sueño Eterno, de Raymond Chandler

(The Big Sleep)
Ed. Bruguera, col. Libro Amigo
Barcelona, 1983 [1939]

Señores, sombreros fuera; entra Philip Marlowe. En contadas ocasiones un personaje se agiganta hasta empequeñecer a su creador. En este caso, lo ha hecho de tal forma que todo lo demás que escribió el grandioso Raymond Chandler ha pasado a ser mera curiosidad, unos textos en los que mirar la creación del personaje, en donde ver reflejos del prototipo de detective de la gran novela negra moderna.
Las primeras líneas de esta presentación de Marlowe: "Eran cerca de las once de la mañana, a mediados de octubre. El sol no brillaba, y en la claridad de las faldas de las colinas se apreciaba un aspecto lluvioso. Vestía mi traje azul oscuro, corbata, vistoso pañuelo fuera del bolsillo, zapatos negros y calcetines de lana del mismo color, adornados con ribetes azul oscuro. Estaba aseado, limpio, afeitado y sereno y no me importaba que se notase. Era todo lo que un detective privado debe ser. Iba a visitar cuatro millones de dólares".
Este estilo seco, duro, de frases rotundas e inapelables no era nuevo en la novela negra, pero nadie salvo Chandler lo llevó a su máxima expresión e hizo que un personaje las pronunciara con tanta convicción y realismo.
Philip Marlowe, ese «Galahad apolillado», según propia definición, detective dispuesto a hacer lo que sea por proteger a un cliente, cuya cabeza es almohadón de golpes pero que es capaz de asestar los suyos cuando es necesario, suavemente cínico, de lengua afilada, con un alto índice de indisciplina, proclive a meterse en líos con la policía pero no a cometer felonías, que en un mundo donde la moral es artículo en venta se aferra a la suya propia porque sabe que sin ella no es mejor que una sabandija de la calle. Todos hemos querido ser alguna vez Philip Marlowe; por lo menos, todos hemos admirado su integridad.
Que este personaje es inmortal lo demuestra un hecho: en la retina ha quedado impreso su retrato encarnado por Humphrey Bogart; pero el personaje resiste y sigue siendo creíble en manos de otro grande, Robert Mitchum. Incluso resiste en manos de Elliott Gould.
¿La trama? ¿Y a quién diablos le importa la trama?

btemplates

4 comentarios:

José Luís Romero dijo...

Hola, me presento. Soy Jose Luis Romero, barcelonés, y acabo de publicar mi primera novela, una novela negra, con tiros y todo, que transcurre en la Barcelona actual. ¡Que miedo!
Os dejo (con vuestro permiso) un pequeño extracto y la dirección de mi blog blog.

...En una ciudad tan populosa y cosmopolita como Barcelona en cualquier lugar hay broncas, en cualquier momento se comenten asaltos o te topas con borrachos al volante. Y la noche es otro país con otro idioma, donde predomina la palabra gruesa, el gesto seco y donde campan a sus anchas los pirados que se dedican a incendiar coches y contenedores para divertirse. A esas horas el peligro y la violencia aumentan exponencialmente, sobre todo en el centro. Por algo Las Ramblas se encuentra en el ranking de las diez calles más peligrosas del mundo....
...Otra cosa era el resto de la Plaza y sus aledaños, donde se movía otro tipo de ambiente. Un batiburrillo de gente de la más baja extracción se daba cita también allí. Los bancos públicos y los suelos estaban ocupados por una variopinta hueste antisocial: gente sin patria ni techo, pedigüeños, camellos, borrachos, drogadictos, liendrosos, feos y los más guarros de Barcelona y otras ciudades europeas se congregaban cada noche entorno al sembrado de terrazas más caras de la Barcelona cosmopolita, una milicia que había renunciado al amansamiento impuesto por el sistema y había asumido el extremismo social como forma de vida...
Extractado de SIEMPRE QUISE BAILAR COMO EL NEGRO DE BONEY M...

http://minovelanegra.blogspot.com/

Lluís Salvador dijo...

Pues que haya suerte...

SERIES DVD dijo...

las novelas de chandler son grandiosas, les dejo un blog donde pueden conseguir las 7 donde esta marlowe

http://chandlerraymond.blogspot.com

Lluís Salvador dijo...

Hola, Series:
Gracias por la visita y la dirección.