Apt Pupil, de Stephen King

En Different Seasons
Futura Books
Londres, 1983 [1982]

Todd es un chico normal, muy listo para su edad. Tan listo que en la escuela incluso se contiene en los exámenes para no ser calificado de empollón. Es, en palabras de sus profesores y de sus padres, el "alumno aventajado" del título. Y aquí tenemos a Todd, el muchacho estudioso, que trabaja estacionalmente repartiendo periódicos para ganarse unos dólares, el hijo modelo, acercándose a una casa con una placa que reza: «Arthur Denker. Agentes de la propiedad No. Vendedores No». Acercándose al árbol del conocimiento del Bien y del Mal.
Arthur Denker ha sido reconocido por Todd. Denker es una antiguo SS del campo de Bergen-Belsen. Responsable de exterminio, de experimentos antinaturales, de crueldades sin cuento. Es lo más próximo que ha existido sobre la Tierra a la encarnación del diablo.
Y ahora se ve sometido a chantaje. No por dinero, no. Por conocimiento. Su relato a cambio de no ser denunciado.
Empezará así una relación que irá más allá de la coerción. Porque el relato de Denker, explicado a regañadientes, es largo. Y las horas que Todd pasará en compañía de ese anciano decrépito y miserable, antaño gloria del Tercer Reich se irán alargando en el tiempo y en la intensidad. Hasta llegar a un punto en que las vidas de ambos estarán tan entrelazadas como para llegar a una dependencia diabólica.
No en vano, dentro de estas "diferentes estaciones" que conforman la colección de cuatro novelas cortas, esta recibe el apelativo de "Verano de Corrupción". Nada hay de sobrenatural en este relato. La maldad que pueda existir en él reside en el mismo ser humano. Falta saber en manos de quién. ¿En el ansia de conocimiento del muchacho? (Y es este un tema que tiene una larga genealogía, desde Prometeo hasta el doctor Frankenstein) ¿En la adopción voluntaria del mal por parte de Denker/Dussander? Las respuestas no son tan simples, queridos amigos.
Es este un cuento modélico, y no en vano todos los críticos y estudiosos de Stephen King lo han destacado como uno de los mejores de su autor. Se refiere a temas que, por mucho que desviemos la vista, parecen ser intrínsecos a la naturaleza humana.
Es también un relato bellamente narrado, con ese sentimiento de catástrofe inminente percibido desde las primeras páginas. Ambos personajes están perfectamente trazados, y lo curioso es que nos desorienta y nos obliga a replantearnos conceptos desde su mismo principio. ¿Quién es más maléfico? ¿Esa ruina humana que fue un monstruo, o ese sucio chantajista orgulloso que es nuestro modelo de normalidad, el hijo que, en principio, todos quisiéramos tener?

btemplates

10 comentarios:

Andromeda dijo...

Después de haber intentado leer a Stephen King hace años con un libro titulado "Cementerio de Mascotas" (o algo así), lo dejé en el olvido. Ahora has despertado mi curiosidad nuevamente; si tú lo dices seguro que merece la pena. Eso de la maldad en el interior humano y no en recursos sobrenaturales es precisamente lo que aplica a Poe (y siempre resulta fascinante).
Gracias por la reseña, un saludo. :)

Lluís Salvador dijo...

Cementerio de Animales, o Pet Sematary, es, en mi opinión, uno de los peores libros de King.
Y bueno, que no soy infalible, ¿eh? Lo que pasa es que King tiene cosas muy buenas y muy malas (y un día puedo comentar porqué), pero cuando es bueno no se merece el desprecio que por lo general se le otorga. Apt Pupil es durillo, te lo advierto. Tal vez por proximidad del tema no sea tan inusitado como, por ejemplo, "Corazón Delator" (y ese es el epítome en Poe del mal sin ninguna causa ni motivación, por pura maldad), pero esta novela corta me angustió en ocasiones; y es difícil angustiarme... leyendo, claro está.
Un saludo y hasta pronto.

Peritoni dijo...

Me interesa tu opinión sobre King, yo veo en él un muy buen escritor, aunque tenga libros malos. Incluso tiene libros "malos" en los que he leído párrafos o capítulos que se me han quedado para siempre en la mente como si lo hubiera visto en persona... angustioso, como tú dices.

Lluís Salvador dijo...

Stephen King es una persona, en primer lugar, muy inteligente, con unas ideas muy claras sobre el oficio de escritor y el escribir. Sabe perfectamente lo que hace, y en qué género está, pero es uno de esos escritores de género (de los pocos, tal vez) que podemos calificar como honestos hacia su público. Pero... tiene un defecto. Hace años descubrimos que tenía un pseudónimo, Richard Bachman. Y unos años después descubrimos que tenía otro... simultáneamente. Es decir, que incluso en su mejor época, King escribía de cuatro a seis novelas (y algunas eran novelones) al año. Después, supimos que King escribía todos los días menos el de Navidad. Y, acto seguido, cuando firmó un contrato multi-muchi-millonario, a ver quién era el guapo que le decía a la estrella editorial lo que estaba mal de sus novelas y tenía que revisarse o corregirse (que era lo que pasaba antes). Esa grafomanía más el hecho de que nadie le haya tosido, ha provocado que algunas obras de King se caigan de largas, otras se caigan por excesos argumentales, y otras sean de aquellas a las que alguien tenía que haber dicho: "Mira Stevie, llévatela a casa y vuélvela a pensar".
Pero cuando está en forma (y muchas veces lo está), es de los mejores en su clase. Mis favoritas: 'Salem's Lot, La Zona Muerta, El Resplandor, The Stand, Needful Things.
Un saludo.

Andromeda dijo...

Gracias Lluís, debe haberme pasado eso por iniciar con la obra incorrecta (por lo que veo hay que seleccionar cuidadosamente). En cuanto pueda le daré otra oportunidad. :)

Lluís Salvador dijo...

Hola, Andrómeda!
Incorrecta no es la palabra. La literatura va por gustos, y lo que a mi me parece estupendo puede parecerte a ti horrible; y viceversa, por supuesto. Coincidimos en que Cementerio de Animales es mala, pero eso no quiere decir que Apt Pupil sea buena... para ti. Pero yo le daría una oportunidad, y por eso la comento. Y si no te gusta, no pasa nada; pero coméntalo, que siempre es bueno aprender de los demás y escuchar argumentos.
Un saludo.

Andromeda dijo...

Cierto que va por gustos, Lluís, pero lo bien escrito salta a la vista. Que el tema abordado nos guste o no ya es harina de otro costal, creo yo...
:)

Lluís Salvador dijo...

Ay, Andrómeda, eso de lo bien escrito es otro tema de debate tan intenso que no acabaríamos en una década. Hay veces en que algo está bien escrito, pero no se adapta a lo que se quiere contar, y eso ha sido causa de grandes fracasos en la literatura...
Tampoco esperes de King una maestría de estilo impresionante... King es bueno en los argumentos y en el tratamiento de los mismos. Sabe que es un escritor de literatura popular, y no pretende otra cosa que hacerlo bien en su campo. Lo que pasa es que cuando lo hace bien, lo hace mejor que la mayoría de sus colegas en su género. Y eso es de agradecer. Que te diviertas.
Hasta Pronto, un saludo.

Anónimo dijo...

EL LIBRO ES MALÍSIMO, NO TIENE SUSPENSO, NI ACCION NI NADA... UN BODRIO TOTAL.
AHORA LA PELICULA ESTA ESPECTACULAR, BRAD RENFRO LE PONE AL ARGUMENTO ALGO QUE EN EL LIBRO NO HAY. MUY BUENA LA PELI VALE LA PENA VERLA, PERO EN CUANTO EL LIBRO, NI SIQUIERA SE MOLESTEN PORQUE ES MALÍSIMO Y ES UNA DE ESAS POCAS VECES EN QUE EL LIBRO ES PESIMO EN COMPARACIÓN DE LA PELI

Lluís Salvador dijo...

Hola, anónimo:
En primer lugar, bienvenido al blog. En segundo, tranquilidad; no es necesario gritar.
Y bueno, todo son opiniones, pero permíteme que haga unas precisiones:
Cuando hablas de libro, supongo que querrás decir la mitad del libro. Apt Pupil es una novela corta que en original se publicó con otras tres en el mismo volumen y en castellano, por razones de que money is money, con otra.
Segundo, ¿desde cuándo un libro tiene que tener acción y suspense para ser bueno?
Tercero, no estoy de acuerdo en que no tenga suspense: lo que presenciamos es a un corrupto siendo chantajeado por uno de nuestros iguales. ¿o no lo es tanto? Porque al final, el que se corrompe es el muchacho, y uno siente un poco de conmiseración (no demasiada, sin embargo) por el exguardián del campo de concentración. Y el suspense se crea en cuanto tenemos conciencia de eso y nos preguntamos hasta dónde podrá llegar el proceso de corrupción del muchacho. Y llega muy lejos.
Apt Pupil es, además, una de las pocas historias no sobrenaturales de King que llegan a encoger el corazón... a veces de disgusto, a veces de horror... a veces por la racionalización de lo que puede hacer el contacto con el mal.
Pero todo son opiniones, insisto. ¡Ah! Si la próxima vez firmas, agradecido. Aquí no nos comemos a nadie...
Un saludo!