Young Sánchez, de Ignacio Aldecoa

La maestría que mostró Ignacio Aldecoa en sus narraciones breves tiene una buena muestra en este Young Sánchez, uno de sus relatos más conocidos, en el que trata sobre la vida de un boxeador amateur que se prepara a dar el salto y realizar su primer combate como profesional.
Es cierto, trata de esto, de Paco, el joven que trabaja en el taller y se entrena como boxeador, y es admirado por sus vecinos, e incluso tiene algo de libertad por parte de su patrono para entrenar y combatir. Pero sobre todo trata de un tema como es la vida normal en un suburbio obrero. Y es que la figura del boxeador siempre ha sido un gran referente literario y fílmico para representar al chico pobre que intenta salir de la miseria a base, no tanto de dar puñetazos, como de estar dispuesto a recibirlos.
Es una elección en la que Paco no tiene dudas. Su vida no tiene alicientes más allá de salir de ella, de su barrio, de su posición social. Y el aire que tiene el cuento es el de una amargura suave, reflejada más que brutalmente en una frase referida a la hermana de Paco, pero aplicable a toda una filosofía de la pobreza: «Una chica fea, acaso muy fea de rostro. [...] Pensó lo importante que era para una muchacha pobre ser guapa. En la belleza estribaban todas las posibilidades de mejorar de vida. Buenos empleos y hasta un buen matrimonio. Una chica pobre, fea, equivalía a un muchacho pobre, débil.»
Es una visión amarga de la vida, que Aldecoa sabe transmitir a la perfección, en un relato en el que uno puede casi percibir la mala iluminación, la suciedad, la degradación, la incultura, la vida pobre y rutinaria.
Y una amargura que además se traslada porque, sabiamente, Aldecoa nos ahorra el combate, ese primer combate como profesional, y su desenlace. Pero eso no quita para que entendamos que esas esperanzas, ese cabo al que Paco se agarra para salir de la pobreza, es muy débil. Si pierde ese combate, esa esperanza se habrá roto irremisiblemente. ¿Y entonces, qué le quedará a Paco, a Young Sánchez, salvo la vida que ya conoce por sus padres y sus vecinos?
Pueden ustedes leer el relato en el enlace al pie de esta entrada. Pero les encarezco también, aparte cuestiones argumentales, a que presten atención a la maestría del lenguaje utilizado. Rico, preciso, ágil y fotográfico en sus términos, una marca de fábrica de un escritor que perdimos prematuramente.

En Cuentos Completos 2
Alianza Editorial, col. El Libro de Bolsillo
Madrid, 19736 [1959]

Texto de Young Sánchez

btemplates