Gestas y Opiniones del Doctor Faustroll, Patafísico, de Alfred Jarry

(Gestes et Opinions du Docteur Faustroll, Pataphysicien)
March Editor, col. Biblioteca Íntima
Bellpuig (Lérida), 2004 [1894; publicado 1911]
Trad. de José Fernández-Arroyo y Norberto Gimelfarb

Este es uno de esos textos de los que Stanislaw Lem decía, irónicamente, que sus claves para la lectura duplicaban, triplicaban, multiplicaban casi hasta el infinito la extensión de la obra original. La alusión a Lem no es ociosa; se pueden detectar trazas de los modos y formas narrativos de Jarry en Ciberíada y en Fábulas de Robots.
Y es que es una cuestión de genealogías la que puede servir para comprender cómo este texto inclasificable es fundamental y base para muchas literaturas que han venido posteriormente. Si el padre Ubú está en la raíz del teatro del absurdo, de la sátira moderna, del dadaísmo y, por extensión, del surrealismo, Faustroll se sitúa al mismo nivel de fundador (o cuando menos de ilustre precursor) de algunas de esas mismas tendencias y de algunas otras.
Estructurada en tres partes, la primera es un atestado judicial ferozmente perversor de la realidad; la segunda es un viaje "De París a París por Mar o el Robinsón Belga", que es continuación del antecedente directo de Jarry como es Rabelais (si Faustroll hubiera sido español, su mejor padrino hubiera sido Quevedo) pero que en su aproximación indirecta a obras de sus contemporáneos, según el método análisis-síntesis, se hace antecesora tanto de los métodos de la OuLiPo y las ciudades invisibles de Calvino como del método surrealista de sobreposición de la realidad; y una tercera sobre la patafísica, que es «la ciencia de lo que se sobrepone a la metafísica».
Cualquier aproximación al Faustroll (y a la patafísica) será necesariamente personal, como sucede con la poesía por parte del lector individual, lo cual es lógico; la poesía es lo más cerca que está la literatura de la metafísica, de modo que cualquier cosa que se sobreponga a ésta, a su vez, estará más cerca, literariamente hablando, de la patafísica que de otra cosa. Así, no es de extrañar que gente tan dispar como Cortázar, Breton o Perec hayan encontrado en las gestas de Faustroll un referente válido para ir más allá de la realidad (o regresar a ella después de un periplo tras el cual la realidad quedará cambiada).
Como he dicho, las Gestas y Opiniones del Doctor Faustroll son inagotables en sus estímulos y (per)versiones, y sus husmillos pueden rastrearse en obras de los más diversos estilos y de los autores en apariencia más alejados entre sí que se puedan imaginar. No es lugar ni misión de este blog el sistematizarlos y taxonomizarlos aquí. Esto no es un estudio, ni tan siquiera un análisis. Esta reseña sólo pretende destacar que la obra de Jarry, sino debe, sí puede ser leída con mentalidad abierta, buen humor y atención extrema. Se revelará como una lectura que es reminiscente de otras experiencias conocidas. Pero siempre debemos recordar que Faustroll, Panmuphle y Bosse-de-Nage estuvieron allí antes que nadie.

btemplates

2 comentarios:

Rodrigo E. dijo...

¿Sabes dónde puedo encontrar ese libro? Soy de México y llevo años buscándolo infructuosamente.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Rodrigo:
Bienvenido a este blog.
Es difícil. La edición que comento está completamente agotada, y ni buscando en librerías de internet he encontrado un ejemplar disponible. Sin embargo, una librería de Zaragoza tiene un único ejemplar de otra edición, que además incluye un texto de Apollinaire sobre Jarry. Ve al enlace que te indico:

http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?kn=opiniones+faustroll&sts=t

Y ahí encontrarás el método para pedirlo por internet. Los gastos de envío son horrorosos (más caros que el libro, de hecho), pero obtenerlo tras una búsqueda infructuosa probablemente valga la pena.
Espero haberte sido de utilidad.
Un saludo!