Los Intocables de Elliot Ness, de Brian De Palma

SESIÓN MATINAL

(The Untouchables)
Director: Brian De Palma; Guión: David Mamet; Intérpretes: Kevin Costner (Elliot Ness); Sean Connery (Jim Malone); Robert De Niro (Al Capone); Andy García (Agente George Stone/Giuseppe Petri); Música: Ennio Morricone; Dirección Artística: Patrizia von Brandenstein, William A. Elliott y Hal Gausman; Diseño de Vestuario: Marilyn Vance.

Brian De Palma nunca me ha acabado de convencer del todo en sus homenajes a Alfred Hitchcock, salvo en contados momentos y en esos sólo cuando lograba una imitación casi plano a plano del cine del maestro.
Por eso, este Los Intocables representó una agradable sorpresa, en una incursión en el mundo del gangsterismo más allá de la serie televisiva. Claro que puede deberse al guión de David Mamet, un autor que me convence más en su trabajo cinematográfico que en el teatral.
También, claro, se beneficia de una grandiosa interpretación de Sean Connery, una muy buena de Robert De Niro, un Kevin Costner como Elliot Ness que está correcto, sin más (lo cual es bastante para alguien que suele sobreactuar o, claramente, no encajar en otros papeles), y una banda sonora de Ennio Morricone notable.
Como hablar de De Palma suele ser sinónimo de homenajes, esta película no se libra de ellos: la escena del tiroteo recuerda de forma muy evidente al Acorazado Potemkin de Eisenstein.
Una película sobre la época de la Ley Seca sin concesiones; un auténtico lujo de 1987 en un género que dio sus mejores frutos en los años treinta y cuarenta.

Tráiler:

btemplates

7 comentarios:

Asterión dijo...

Muy bien apuntado. Sin ser una cima del género, se sostiene de manera bastante digna.

Saludos.

Víctor dijo...

Connery, De Niro y la dirección de De Palma fueron los protagonistas reales. Costner estuvo bien como actor de soporte o reparto, aunque los créditos digan otra cosa.

Koalbiter dijo...

Muy buena pelicula, a mi gusto de lo mejor de De Palma.
Lo que tiene De Palma es que se estanca y copia muchas ideas, en lugar de buscar su propia visión, por eso su carrera ha tenido tantos altibajos.

Saludos,
Hugo

Lluís Salvador dijo...

Hola, Asterión:
Es una película de la que guardo un buen recuerdo. Más que nada, tal vez, porque desconfiaba de Costner y de De Palma. Pero Brian esta vez se contuvo (aunque, vio una escalinata y un cochecito de niños y...) y Costner estuvo discreto y controlado (salvo algunos momentos). Pero en conjunto resultó una película notable. Y ya hablaremos dentro de diez años, al paso que vamos: Ten en cuenta que las peores películas de Hitchcock, que despreciábamos en su día, comparadas con la producción actual han resultado ser obras maestras.
Un saludo!

Hola, Víctor:
No está mal visto, lo de Costner... No sé porqué, pero siempre me parece no acabar de encajar en los papeles. Bien porque se extralimita, bien porque se queda corto (y pone esa cara de palo que siempre usa). Imagínate que hay en estos momentos en televisión un anuncio de la Turkish Airlines protagonizado por él. ¡Pues ni allí encaja!
Y Connery, sobre todo Connery, estuvo inmenso en esta película. Pero de Sean Connery hace tiempo que nada me extraña. Hay muchas películas que se dignifican sólo con su presencia (Los Inmortales es una de ellas).
Un saludo!

Hola, Koalbiter:
Ay, Hugo, esa manía primeriza que le entró a De Palma de convertirse en Hitchcok... Y no lo hizo mal, Vestida para Matar, Doble Cuerpo... pero es que esa misma obsesión le amaneraba las películas, las convedrtía en ejercicios, dejaban de ser naturales...
Sigue siendo un director irregular, uno de aquellos que vas a ver sus películas con la resignación previa de "a ver qué habrá hecho esta vez". Pero en esta Intocables, la verdad es que estuvo notable.
Un saludo!

Víctor dijo...

¡Ahhh, Los inmortales! Tienes razón: Salve, Connery.

Anónimo dijo...

Una película fundamental. Imprescindible.

Gracias Lluís, un abrazo.

Susana

Lluís Salvador dijo...

Hola, Víctor:
Connery dignifica todo lo que toca. Salve, salve cien, mil veces!
Un saludo!

Hola, Susana:
Desde luego, una película que recuperó un género periclitado en el cine de Hollywood y con la que De Palma/Mamet hicieron un aggiornamento pero que muy digno. Tanto, que no he visto ninguna después que se haya atrevido a pisarle el terreno.
Un saludo!