Cliente Muerto No Paga, de Carl Reiner

SESIÓN MATINAL

Algunos domingos, no todos, nos vamos a ir al cine. ¿Por qué? Bueno, por espíritu lúdico, por variar, por distraer, porque no conozco a nadie que, gustándole la literatura, no le guste el cine (y si tal persona existe, debe ser muy desgraciada, aunque no lo sepa). Y porque sí, porque al fin y al cabo este es un blog errante. De modo que acomódense en la butaca.

Dead Men Don't Wear Plaid
Director: Carl Reiner. Guión: Carl Reiner, George Gipe y Steve Martin. Intérpretes: Steve Martin (Rigby Reardon), Rachel Ward (Juliet Forrest), Carl Reiner (von Kluck), Reni Santoni (Carlos Rodríguez), Alan Ladd, Barbara Stanwyck, Ray Milland, Ava Gardner, Burt Lancaster, Humphrey Bogart, Cary Grant, Ingrid Bergman, Veronica Lake, Bette Davis, Lana Turner, Edward Arnold, Kirk Douglas, Fred MacMurray, James Cagney, Joan Crawford, Charles Laughton, Vincent Price. Música: Miklós Rozsa. Fotografía: Michael Chapman. Montaje: Bud Molin. Vestuario: Edith Head.

Cliente Muerto No Paga es un ejercicio cómico que a la vez constituye un gran homenaje a los actores y películas del cine negro. Una trama desmadrada que se convierte en vehículo para insertar escenas de las más variadas y míticas películas, no como antología o cameo sino integradas en el guión y manteniendo coherencia argumental. Ese doble juego sostiene a la vez el reto de ver actuando en una nueva película a Bogart, Veronica Lake, Vincent Price, etc. y realizar un tremendo homenaje a esos actores y a todo un género.
Para ello fue necesario un descomunal trabajo de continuidad, dirección artística y vestuario (encabezado por Edith Head, que debió disfrutar horrores reviviendo los vestidos de la mejor época de Hollywood). Si contamos además que el guión tiene gracia, la dirección es notable, las actuaciones apropiadas y el conjunto transmite la sensación de que todo el mundo se lo pasó bien, el producto final es más que satisfactorio, sobre todo por su carácter único.
Sí, sí, veo que algunos de ustedes tienen el ceño fruncido. ¿Steve Martin? Déjenme decirles que Steve Martin es un gran actor lastrado por el hecho de su excesiva producción y poca discriminación a la hora de aceptar los papeles que le proponen. Pero es un gran actor. Su actuación en "Dos Veces Yo" justifica por sí sola esa película. Y ha presentado galas de los Oscar en las que ha brillado, por discreción y humor, a mayor altura que predecesores y sucesores. Si esto no les basta, intenten ver esta Cliente Muerto No Paga y después hablamos.

El trailer de la película:

btemplates

6 comentarios:

Carolina dijo...

Yo la he visto. Y la veo siempre que se me cruza en el camino. Me gusta el juego con las llamadas telefónicas, el coqueteo de Martin con la mujer (ahora no recuerdo su nombre).
¿Recuerdas la escena de la bala?, ¿cuando la mujer le saca la bala con la boca? Ja, es una película divertida, y en blanco y negro...

Carolina dijo...

Acabo de ver el video, sale la bala... No recordaba que el detective visitaba a James Cagney en la cárcel.

Asterión dijo...

Lluís, excelente iniciativa: yo soy uno de esos que aman tanto el cine como la literatura, así que para mí será grato encontrar tus reseñas y recomendaciones.

Por cierto, hoy en la tarde fui a ver "Enemigos públicos", de Micahel Mann; y en veinte minutos veré en casa "War, Inc."

Saludos.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por tu blog, te invito a que te pases por el directorio web/blog www.cincolinks.com podrás promocionar tu web, con tu ficha y tus votaciones y valoraciones, con un método de intercambio de visitas llamado 5links! con el que tu blog será visitado tanto como visites a los demás y que harán que tu blog se de a conocer por toda la red. Pásate ;)

Creo que tu blog encajará perfectamente en la comunidad, y el foro estará encantado de recibirte.

Saludos, espero verte por www.cincolinks.com.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Carolina:
Disculpa el retraso en la respuesta.
Ay, yo creía que predicaba en el desierto. Esta película fue en su época de culto por aquí en Barcelona, y estuvo meses en cartel, por lo que me extraña el olvido en que ha caído. Por fortuna, aquí estás tú para refrendar sus bondades. Una película divertida, un gran homenaje al cine negro y sus actores, música de Miklós, vestuario de Edith... obra de amor sin duda. Y no es de extrañar que no te acordaras de James Cagney. La verdad es que es un aluvión de apariciones, todas razonadas y adecuadas. Y respecto a la bala... Todavía recuerdo las risas en el cine... Y la interpelación de Martin: "¿dónde aprendiste esto?" Y la respuesta de Rachel Ward: "En el campamento de verano"...
Un saludo!

Hola, Asterión:
Gracias por los ánimos. Y tengo pendiente ver esas dos. Pero espero que a lo mejor nos las comentes un día de estos en tu loft ;)
Un saludo!

Lluís Salvador dijo...

Hola, Anónimo:
Gracias, lo tendré en cuenta.
Un saludo!