El Jorobado, de Paul Féval

(Le Bossu)
Ed. Bruguera, col. Historias
Barcelona, 1958 [1858]
Una de las grandes novelas de aventuras de capa y espada de todos los tiempos, El Jorobado (que en España ha tenido un baile de títulos de lo más variopinto: El Jorobado, El Jorobado de Lagardere, Enrique de Lagardere, El Juramento de Lagardere, La Venganza de Lagardere, etc.) recoge y amplía todos los tópicos del género: los duelos, las intrigas, el villano, la historia de amor, la venganza, la justicia más allá de la muerte y el honor. También es origen de un tema singular que después ha sido empleado en múltiples novelas (por ejemplo, en El Maestro de Esgrima, de Arturo Pérez-Reverte), como es la estocada secreta, en este caso la famosa "estocada de Nevers".
Veamos si podemos dar un resumen que no desvele demasiado y a la vez sea esclarecedor. Felipe de Nevers, noble sin tacha y espadachín extraordinario, ha logrado vencer la clausura que ha impuesto el Marqués de Caylus a su hija Aurora y se ha casado en secreto con ella, teniendo una hija de esta unión. Pero el mejor amigo del de Nevers, Felipe de Mantua, príncipe de Gonzaga, abriga negros planes para su amigo: matarlo, hacer desaparecer a la hija y casarse con Aurora de Caylus para así hacerse con las herencias tanto de Caylus como de Nevers. Sin embargo, el caballero Enrique de Lagardere, una de las primeras espadas de Francia, enterado de la conspiración, da un paso adelante, rescata a la hija de Nevers y los papaeles que prueban su identidad y naciemiento, lucha junto a Nevers en el combate que le costará la vida a éste y Nevers le hace prometer, in articulo mortis, proteger a su hija y vengarle. Diecinueve años más tarde, Lagardere y Aurora de Nevers regresan a París para evitar que Gonzaga, que ha removido cielo y tierra en busca de la hija desaparecida que se interpone entre él y la herencia de Nevers, después de casrse con Aurora de Caylus, realice su última jugada. El plan de Gonzaga es presentar a una suplantadora y hacerla reconocer como hija de Nevers. Lagardere, proscrito y sabedor de lo que puede suceder si Gonzaga y sus secuaces le ponen la mano encima, concurre a París bajo el disfraz de Esopo, el jorobado.
Todo esto que acabo de contar es el resumen de las 35 primeras páginas. La novela tiene 255. Pueden imaginarse que lo que sigue va in crecendo de intrigas, emboscadas, ardides y situaciones límite.
Es este ritmo y los personajes lo que la convierten en un clásico de las novelas de aventuras. Es un feliz encuentro de talento narrativo y emociones argumentales. Fue, es y será una de esas novelas que han marcado época y establecido los cánones del género. Como la estocada de Nevers.

Portada

btemplates

12 comentarios:

Andromeda dijo...

Este libro tiene buenísima pinta (con lo que me gusta este género). De Féval sólo he leído La ciudad vampiro. Curiosamente la primera vez la leí como a los 14 años y recuerdo que me encantó; la releí tiempo después pero ya no me resultó tan fascinante.
Quizá con otra lectura (una por década, a ver qué tal). :)
Bueno, me apunto El jorobado, y dejo de divagar.

¡Un saludo!

Lluís Salvador dijo...

Hola, Andrómeda:
La ciudad vampiro la tengo pendiente de leer. Y me estoy batallando por encontrar los folletines que el hijo de Féval escribió (Hay una Hija de Porthos que debe de ser impagable; y bastante mala, pero uno aprende incluso a apreciar estas cosas). Y no divagas en absoluto. Estas cosas animan la conversación. Ya te contaré con La Ciudad Vampiro...
Un saludo!

pacman dijo...

No llevo mucho leído, pero hasta ahora me resulta una de las mejores novelas de capa y espada. Creo que si el resto no decae puede estar a la altura de Scaramouche o Los tres mosqueteros. A ver como continúa, claro.

Lluís Salvador dijo...

Hola, pacman:
Bueno, las mejores, las mejores, son las de Rafael Sabatini, (descontando Los Tres Mosqueteros, que está fuera de categoría, claro está) y escribió unas cuantas... Pero El Jorobado tiene un encanto especial. De acuerdo que cae en tópicos y estereotipos, pero también tiene una coreografía especial en sí misma. Por cierto, ¿qué versión estás leyendo? Porque casi todas las juveniles están recortadas... Lo descubrí a posteriori de escribir esta entrada, cuando conseguí una copia digital, cortesía de, si no recuerdo mal, la Biblioteca Nacional de Francia (en francés claro); con posterioridad, y por pura chiripa, he conseguido la única versión castellana íntegra que conozco, la publicada por Círculo de Lectores.
De todas maneras, te advierto que no se recorta nada de lo fundamental. El argumento está íntegro, y sólo se omiten algunas descripciones paisajísticas.
Un saludo!

pacman dijo...

yo tengo la edición juvenil de Anaya, así que me temo que está recortada.

Lluís Salvador dijo...

Hola, pacman:
Si es de Anaya colección Tus Libros, no. Y me apresuro a rectificar. La colección Tus Libros de Anaya siempre ha trabajado de forma impecable con las versiones, de modo que merece toda confianza. Sucede que jamás he tenido en las manos esa versión (y difícilmente se volverá a encontrar; acabo de consultarlo y está descatalogado). Pero, y para que conste, ya tenemos dos versiones íntegras: Anaya y Círculo. Aunque no se encuentren en el mercado...
Un saludo!

pacman dijo...

Hola Luis, me alegra saber que mi edicion no está recortada, yo la pedí hace un mes en la casa del libro (passeig Gràcia), y me la consiguieron. Lo digo por si alguien está interesado.

Lluís Salvador dijo...

Hola, pacman:
A mí también me alegra que, pese a la descatalogación (o por lo menos en la página web de Anaya es lo que se puede inferir: tanto la obra como el autor son desconocidos para su buscador), pueda encontrarse todavía. Es una colección que echaremos de menos en el futuro...
Un saludo!

pacman dijo...

Acabo de hacerme con "Los misterios de Londres", no sé si acabaré hablando como los personajes... me estoy aficionando a los folletines, me gustó mucho Las aventuras de Rocambole.

Lluís Salvador dijo...

Hola, pacman:
Ya sé que no tengo perdón de dios... Mis problemas de tiempo se han agudizado últimamente, de modo que estoy al límite de todo... Pero te prometo rectificar y seguir publicando en los comentarios de costumbre esa bibliografía esencial (y personal) de la novela de aventuras.
Y bueno, el problema no es que gusten los folletines. El problema es que sólo gusten los folletines. Ahí sí que la cosa puede ser grave... En cualquier caso, por lo menos te estás haciendo con una buena colección. Y no parecen pasar de moda, porque se vuelve a ellos...
Un saludo!

Mauxi dijo...

Hola yo estoy buscando el libro escrito por el hijo de Paul Feval. La venganza de Lagardere me hace mucha ilusión releerlo si me puedes dar alguna pista por donde empezar a buscarlo. La primera edición creo que es 1979 de una editorial argentina.
Gracias.




Lluís Salvador dijo...

Hola, Mauxi:
Bienvenido a este blog.
Puedes probar en http://www.iberlibro.com
Tienen variedad de libros de segunda mano, y me consta que alguna librería lo tiene en almacén. Busca por "El Hijo de Lagardere".
Espero que te sea de utilidad.
Un saludo!