El Maestro y Margarita, de Mijáil Bulgákov

(Macmep u Mapzapuma)
Ed. Debate, col. Literatura
Madrid, 1998 [1928-40; publ. 1966-67]
Se ha consultado también la edición rusa de
Azbuka Klassika
San Petersburgo, 2000

El Maestro y Margarita es una de las grandes obras literarias de todos los tiempos.
Y podría dejarlo aquí (y algunos dirán que debería hacerlo, ja, ja). Pero las exigencias de la reseña obligan a extenderse y completarla con datos que yo definiría como superfluos. Pero, créanme: hay que leer El Maestro y Margarita.
La narración de Bulgákov se estructura alrededor de tres historias: La visita, en una especie de gira de inspección, del diablo (Voland) a Moscú, en la cual Satanás y su séquito crearán un caos que pondrá en ridículo toda la sociedad moscovita y soviética; la historia de Poncio Pilatos y su encuentro con Joshuá Ga-Nozri, un relato menos (o más) evangélico de lo que pueda parecer; y la historia de amor de Margarita, enamorada irremisible y trágicamente del maestro, un literato que, justamente, ha escrito en su única obra la historia de Poncio Pilatos, y al que la intelligentsia literaria ha atacado de forma tan feroz que le ha llevado a la reclusión en la casa del dolor, un sanatorio mental en el que desaparecer de la vida de Margarita, en el intento de evitar nuevos sufrimientos a su amada.
Tres historias dispares pero que se imbrican en un todo absolutamente coherente y bello.
Se han dicho muchas cosas sobre Bulgákov y El Maestro y Margarita... Que debido a su formación teatral domina los diálogos y las situaciones. Que posee una aguda percepción de su sociedad. Que es una parábola sobre la historia del propio Bulgákov. Todo ello es verdad. Pero además, nos hallamos con algo más que un dramaturgo puesto a novelista, que un cuadro de costumbres satírico, que una venganza ante el impuesto ostracismo estalinista. Hay escenas potentísimas. La función en el teatro Varietés, con su curiosa inversión de papeles: el diablo Voland contemplando desde el escenario el espectáculo que le brindan los espectadores moscovitas. Las andanzas del locuaz y burlón Koróviev y su bromista y desmesurado compañero el gato (¿o no?) Popota; el siniestro demonio Asaselo. El sueño de la entrega de divisas; el vagar incoherente y surreal de Iván Nikoláyevich Desamparado; la bellísima historia de amor, más sugerente todavía por desusada; la hilarante escena de todo un edificio gubernamental cantando a coro y al unísono, en intervalos de tres minutos, "Glorioso es el mar sagrado del Baikal". Y una de las más bellas novelas históricas jamás escritas, la historia de Poncio Pilatos.
El catálogo de personajes es impresionante; y uno tiene la impresión de que todos son plausibles, todos pueden existir, ya sean ridículos, patéticos o entrañables.
No voy a hacer ninguna interpretación sobre la obra. Se me ocurren, a bote pronto, más de una veintena. Todas argumentables, y con toda probabilidad, voluntariamente incluidas por el autor.
Pero, aunque sólo sea por una vez, acérquense a la obra sólo dispuestos a sorprenderse a cada página, si la leen por vez primera. Tendré una sana envidia de ustedes, que tendrán el privilegio que otorga el descubrimiento personal de una obra maestra. Para los que la releemos, la contemplamos en su estante con cariño, con una inusitada ternura. La que reservamos a esas obras que nos han dado una sensación única.

* * *
La influencia de la obra de Bulgákov ha sido enorme. Pero tiene una curiosa: una canción de los Rolling Stones, "Simpathy for the Devil". Aquí la tienen:



Y por supuesto, webs, webs, webs: Una dedicada a El Maestro y Margarita en inglés, francés, neerlandés y ruso, muy completa; otra dedicada Bulgákov en alemán, inglés y ruso; otro dedicado obras de Bulgákov en ruso e inglés; finalmente, una deliciosa en inglés sobre curiosidades sobre El Maestro y Margarita.

btemplates

12 comentarios:

Magda RB dijo...

Hola Lluis,

Este libro lo leí hace años y me pareció tan bello como extraño, los personajes te atrapan y te llevan con ellos en su surrealista historia, seguramente reflejo de lo surrealista que sería vivir en la época soviética.

Una propuesta: podrías hacer un espacio general para comentar cosas ya que todos los que entramos está claro que nos gustan los libros y lo relacionado con ellos? Tal vez ya lo habías pensado y descartaste la idea por algún motivo. Bueno, es una propuesta.

Si tuviera tiempo haría una relectura del libro pero no lo voy a tener...

Gracias por el comentario.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Magda:
Gracias por el comentario. Los amantes de Bulgákov (que somos legión, ja, ja) te lo agradecemos.
¿Qué tipo de cosas? Ya me gusta poco hacer lo que yo denomino "mis filípicas"...
Un saludo!

Lluís Salvador dijo...

Hola a todos:
Sin querer robar protagonismo a Bulgákov, sólo he preferido acompañarlo de los Rolling. Pero, y para ilustración y entretenimiento de mis lectores, en la sección de comentarios tengo el gusto de ofrecerles la traducción de la letra de Simpathy for the Devil. Que es esta:

Permítame presentarme
Soy un hombre de gusto y riqueza
He estado por aquí durante un largo, largo año
He robado la fe y el alma de más de uno

Y estuve allí cuando Jesucristo
Tuvo su momento de duda y dolor
Bien que me aseguré que Pilatos
Se lavara las manos y sellara su suerte

Encantado de conocerte
Espero que adivines mi nombre
Pero lo que te está intrigando
Es saber lo me traigo entre manos

Me quedé por San Petersburgo
Cuando vi que era tiempo de cambios
Maté al Zar y a sus ministros
Anastasia gritó en vano

Estuve sobre un tanque
Tuve rango de general
Cuando la Blitzkrieg rugía
Y los cuerpos apestaban

Encantado de conocerte
Espero que adivines mi nombre, oh sí
Lo que te está intrigando
Es saber lo que me traigo entre manos, oh sí

Contemplé con regocijo
Cómo vuestros reyes y reinas
Lucharon durante diez décadas
Por los Dioses que hicieron

Grité
"¿Quién mató a los Kennedy?"
Y bien, después de todo
Fuimos tú y yo

Permíteme presentarme
Soy un hombre de gusto y riqueza
Y puse trampas a los trobadores
Que fueron muertos antes de llegar a Bombay

Encantado de conocerte
Espero que hayas adivinado mi nombre, oh sí
Pero lo que te está intrigando
Es saber lo que me traigo entre manos, oh sí

Encantado de conocerte
Espero que hayas adivinado mi nombre, sí
Pero lo que te está confundiendo
Es sólo lo que me traigo entre manos

Así como todo policía es un criminal
Y todos los pecadores Santos
Como la cara es la cruz
Sólo llámame Lucifer
Porque necesito algo de consideración

De modo que si me encuentras
Ten algo de cortesía
Ten algo de simpatía, y gusto
Usa toda tu bien aprendida urbanidad
O mandaré tu alma al otro mundo, hum, sí

Encantado de conocerte
Espero que hayas adivinado mi nombre, sí
Pero lo que te intriga
Es lo que me traigo entre manos

Dime, criatura, cuál es mi nombre
Dime, amor, adivina mi nombre
Dime, criatura, cuál es mi nombre
Te lo digo una vez más, tú eres el culpable

Cuál es mi nombre
Dime, criatura, cuál es mi nombre
Dime, dulzura, cuál es mi nombre

milserifas dijo...

Apreciado Lluís,
Sigo lacónico, pero no me aguanto las ganas de agradecerle la justa reseña que le hace a esta maravillosa (y desquiciada) novela (además de nuestra intermitente conversación), un poco la reseña que hubiera querido escribir cuando, hace poco, leí por primera vez la novela.
Un saludo

Magda RB dijo...

Hola Lluis,

Qué pasada! Ésa es una letra de los Rollings??? Pues tendré que escucharlos alguna vez :)

Lo del apartado para comentarios más que nada es que a veces se me ocurre algo pero no corresponde a ningún libro o tal vez a uno reseñado ya hace tiempo. Se me ocurrió comentarlo porque, por ejemplo, estoy leyendo algún libro y me gustaría saber las opiniones tuyas y del resto de buenos lectores que se conectan a este espacio... Pero no te preocupes Lluis, seguro que bastante trabajo tienes con nuestros comentarios y peticiones.

Un saludo y gracias por todo :):):)

Lluís Salvador dijo...

Hola, Milserifas:
Pues lamento que estés lacónico, demonios (nunca mejor dicho). Al final sí voy a tener sentimiento de culpa.
Y respecto a la reseña, bah, bah, El Maestro y Margarita es obra tan compleja que es imposible hacerla caber por completo en este espacio. Recupera la palabra y vamos a dar una vuelta por el Varietés o a criticar a los del Massolit...
Un saludo!

Hola, Magda:
Pues sí. Es que eso de que los cantantes de rock son tontos e iletrados ha pasado a la historia...
Bueno, peticiones ya sabes que se aceptan, y no creo haber dejado sin respuesta cualquier pregunta que se me haya hecho, que para eso está abierta la línea de comentarios.
El problema es que mis filípicas y cualquier otra cosa que publique en estos lunes, miércoles y viernes es un libro comentado menos en esos lunes miércoles y viernes. No me considero tan importante como los textos que trato :)
Un saludo!

Magda RB dijo...

Desde luego que hay gente letrada entre los músicos de rock de la misma forma que hay profesores iletrados. Hace poco Lou Reed en una entrevista en una cadena de aquí dijo lo mismo.

Lo que ocurre con esto es que si la música ya no te gusta mucho poco te vas a acercar a la letra, pero es muy buen apunte este de los Rolling, gracias Lluis.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Magda:
Pues a mí a veces me ha sucedido lo contrario, que mediante la letra me he acercado a la música, y escuchando atentamente la conjunción de ambas, una canción que antes ni fu ni fa, al final ha adquirido una nueva dimensión...
Todos son métodos de ataque.
Un saludo!

Andromeda dijo...

Me da vergüenza decir que este libro es uno de mis eternos pendientes (junto con El desierto de los tártaros). Excelente reseña, Lluís. :)

Saludos!

Magda RB dijo...

Me permito insertar un comentario dirigido a Andromeda: No esperes más, tienes que leer El Desierto de los Tártaros.

Habrá imágenes que se formarán en tu mente que nunca más las podrás borrar, afortunadamente.

Un saludo Lluis!

Lluís Salvador dijo...

Hola, Andrómeda y Magda:
Suscribo la recomendación que te hace Magda, Andrómeda. El Desierto de los Tártaros es uno de los obligados a pasar por este blog, tarde o temprano.
Pero abogo también para que encuentres tiempo para Bulgákov...
Un saludo a ambas!

Andromeda dijo...

¡Mil gracias!, seguro que me los leeré pronto, chicos. :)

¡Saludos!