Buffalo Bill Ha Muerto, de E. E. Cummings

(Antología a partir de Complete Poems 1904-1962)
Eds. Hiperión, col. Poesía Hiperión
Madrid, 1998 [1953-1962]
Trad. de José Casas

El poeta norteamericano Edward Estling Cummings representa alguien único en las letras universales. Formalmente capaz del mayor clasicismo y de la innovación más atrevida, fue menospreciado por la crítica de su tiempo y, en cambio, favorecido por los lectores. El tiempo, como suele ocurrir, ha dado la razón a estos últimos.
Es difícil comentar poesía. Si cualquier obra literaria es un convenio tácito entre autor y lector, en poesía ese convenio es todavía más personal, con lo que cualquier resultado de esa comunicación es un producto íntimo e individual. Y resulta intransferible.

La Guerre

Humanidad yo te amo
porque preferirías limpiarle las botas al
éxito a indagar de quién es el alma que cuelga de la
cadena de su reloj lo que resultaría embarazoso para ambas

partes y porque
aplaudes impávida todas
las canciones que contienen las palabras patria hogar y
madre cuando las cantan en el viejo howard

Humanidad yo te amo porque
cuando estás sin blanca empeñas tu
inteligencia para conseguir bebida y cuando
estás boyante el orgullo te

mantiene alejada de la casa de empeños y
porque constantemente estás causando
molestias pero sobre
todo en tu propia casa

Humanidad yo te amo porque
te metes de continuo el secreto de
la vida en los pantalones y olvidas
que lo has puesto allí y te sientas

sobre él
y porque siempre
estás haciendo poemas en el regazo
de la muerte Humanidad

yo te odio

A menudo imitado pero nunca igualado, la libertad poética de Cummings es tal que su misma diversidad resulta casi abrumadora. Poeta de la experiencia, del amor, del sindicalismo, de los mitos y caracteres americanos, de la crítica y la sátira, de todo lo humano, en suma. Octavio Paz dijo de él: "reconocí en sus obras esa rara alianza entre invención verbal y fatalidad pasional que distingue al poema de la fabricación literaria".

hay en el tiempo una noble y benévola proporción
junto con una generosidad increíble
(aunque la carne y la sangre le acusen de coerción
o la mente y el alma le inculpen de engaño)

su conducta no es lógica o ilógica,
su sabiduría anula la discordia y el acuerdo
─los sáharas tienen sus siglos;diez mil
de ellos son más pequeños que el momento de una rosa

hay un tiempo para reír y hay un tiempo para llorar─
para la esperanza la desesperación la paz y el deseo
─un tiempo para crecer y un tiempo para morir:
una noche para el silencio y un día para el canto

pero sobre todo(como me dicen
tus más que ojos)hay un tiempo para la eternidad

btemplates

5 comentarios:

Asterión dijo...

En realidad, no creo que haya más dificultad en comentar narrativa o cine que poesía; sin embargo, esta aparente dificultad radica, probablemente, en que en los dos primeros podemos aliarnos con la anécdota, mientras que en la segunda, esta por lo general no existe. Además, el universo narrativo es más abierto en ese sentido, más dialógico, diría Bajtín, en tanto la poesía es un microcosmos con sus propias reglas. Pero bueno, son solamente dos posibilidades.

En cuanto a Cummings, ¿qué puedo decir?, un buen poeta al que no le he prestado suficiente atención. Me ha gustado sobre todo el segundo poema.

Fuera de eso, Lluís, ya van dos entradas sobre poesía, lo cual me parece muy bien, jeje. Como que te animás cada vez más. Adelante.

Un abrazo.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Asterión:
Bueno, admito que puesto así, en efecto no hay dificultad... Pero seguiré prefiriendo que lo hagan otros que entienden y lo hacen mejor que yo (como tú, por ejemplo).
De todas maneras, gracias como siempre por tus palabras. Con una concisión admirable, casi has desarrollado toda una tesis.
Y, aunque sea de manera impresionista, je, je, voy a seguir comentando poesía (le habré pillado el gusto, no sé... Haremos una cosa, yo propongo poemas y poetas y los lectores opinan y comentan (Humm... al fin y al cabo, eso lo hago incluso con la prosa...)
Un abrazo, Gustavo.

Carolina Lozada / Luis Moreno Villamediana dijo...

Hola, Lluís, te contamos que encontramos "El castillo de los destinos cruzados" de Italo Calvino. Recuerda que te habíamos comentado que lo habíamos visto a un precio muy elevado. Bueno, resulta que esa es una librería con precios "boutique". Sin embargo, felizmente, lo encontramos en otra librería a un precio más razonable. Ya hablaremos de estos castillos y el cruce de sus destinos.
Saludos,

Magda RB dijo...

Hola Lluis,

Desde luego la poesía es un mundo aparte dentro de la Literatura como también lo es el teatro, interesante todo lo que comentas sobre el autor.

Una pregunta, el título de Bufalo Bill ha muerto, a que se debe? Curiosidad pura ;)

Gracias nuevamente por la reseña y me uno a la petición de más poesía por favor.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Carolina y Luis:
Bueno, me dejáis más tranquilo... no todo está perdido entre usureros, entonces... Hablaremos, por supuesto que sí.
Un saludo!

Hola, Magda:
Cummings es irrepetible dentro de la literatura. El título del libro es Buffalo Bill ha muerto, y se refiere a uno de los poemas incluidos, titulado justamente así. No se espere nadie que sea una estampa y glosa heroica del difunto...
Bueno, pues habrá más poesía...