Una Dolça Destrucció, de Hugo Claus

(Een Zachte Vernieling)
Ed. Empúries, col. Narrativa
Barcelona, 2003 [1988]
Traducción de Alphonsus Van Campen y Jordi Van Campen Obiols

El texto de contraportada es básicamente correcto, pero el redactor se permite hacer unas interpretaciones personales (y bastante confusas) que lo convierten en fundamentalmente erróneo.
La muerte del poeta Bernard Waehlens abre la puerta de los recuerdos de André Maertens. De cuando conoció a Sabine y la siguió hasta el París sartriano de los años cincuenta, hasta sumergirse en el mundo de las posvanguardias, siempre enfrentadas, algo ridículas en sus pretensiones y sus poses; en ese mundo de la bohemia por la bohemia, en el que cualquiera podía convertirse en artista sin serlo y enfrentarse a la vida a salto de mata, sin un franco en el bolsillo, trampeando con los amigos y los camaradas, creyendo vivir por encima de las necesidades vulgares y burguesas, el París de la originalidad por la originalidad, el epatar por el gusto de hacerlo, el de vivir al límite en la subsistencia, las ideas o su apariencia y el amor y el sexo.
Retrato agridulce de una época en la que el triángulo protagonista André-Sabine-Bernard fue, como dice George Harrison, fabuloso.
Hay un toque de ironía en esta novela, un mucho de nostalgia contrastada con la vida ordenada que los protagonistas han llevado posteriormente y un retrato vivo de una época de la vida intensa que, en el fondo, puede verse como los mejores años de las vidas de los implicados. O, por lo menos, los vividos como más auténticos.
Hugo Claus, apenas conocido como es en España, tiene credenciales suficientes para hablar de este París y de este ambiente: discípulo de Antonin Artaud, formó parte del grupo posvanguardista CoBra en París. Tal vez este viaje novelístico no fuera sino una catarsis para el propio Claus, un rememorar una época en la que todo fue fabuloso. Si es así, mejor que mejor, porque a nosotros nos queda esta remembranza de un protagonista directo, narrada con un estilo impecable e irónico por uno de los mejores narradores flamencos.

btemplates