Enrique V, de Laurence Olivier

SESIÓN MATINAL

(Henry V); 1944

Director: Laurence Olivier; Guión: Laurence Olivier, Leslie Banks, basado en la obra de teatro de William Shakespeare; Intérpretes: Laurence Olivier (Enrique V), Robert Newton (Pistol), Leslie Banks (Coro), Esmond Knight (Fluellen), Renée Asherson (Princesa Catalina), George Robey (Sir John Falstaff), Leo Genn (Condestable de Francia), Ernest Thesiger (Duque de Berri, embajador francés), Ivy St Helier (Alice), Ralph Truman (Mountjoy, heraldo francés), Harcourt Williams (Rey Carlos VI de Francia), Max Adrian (Delfín), Valentine Dyall (Duque de Borgoña), Felix Aylmer (Arzobispo de Canterbury), John Laurie (Jamy), Roy Emerton (teniente Bardolph); Dir. de fotografía: Robert Krasker; Música: William Walton; Dir. artística: Paul Sheriff, Carmen Dillon.

Rodada en 1943-1944 con el claro propósito de elevar la moral de las tropas británicas (lo que demuestra que, además de ser intemporal, Shakespeare vale igual para un barrido que para un fregado), esta película merece ser tenida en consideración no por su aporte propagandístico, sino por una disposición que entonces fue experimental y revolucionaria, además de por la conocida solvencia actoral en la interpretación shakespeariana.
En un principio, a lo que asiste el espectador es a la representación del Enrique V en el Globe Theatre en 1603. Sin embargo, y gradualmente, la acción se va desplazando cada vez más desde las tablas del escenario a los paisajes auténticos de la trama. Sí claro, dirán que esto no es nada del otro jueves. Bueno, puede ser que ahora no. En 1944, era una apuesta más que arriesgada, y una que requería un pulso muy medido para hacerla suave y creíble.
Es un efecto que ha sido homenajeado después, aunque sólo parcialmente y en su inicio, en el apreciable remake de Kenneth Branagh, y este hecho ya es una admisión de que esta técnica no ha quedado obsoleta, sino que, sencillamente, pareció ya pertenecer de por vida a Laurence Olivier.
Y hablando del gran, grandísimo actor shakespeariano y de cualesquiera papel que le pusieran por delante, hay que destacar que en este caso su trabajo como director es mejor que el de actor. Y que si vamos a hilar fino, por una vez como actor se ve superado por otros de esa escuela de grandiosos actores, como son Robert Newtom, Leslie Banks, Esmond Knight o Leo Genn.
Presten atención a la cuidada escenografía y el lujo en la vestimenta; pueden ver una muestra fantástica en este tráiler, cuando la cámara sobrevuela el Londres del siglo XVII. Es una escena fascinante, como pocas se han hecho de representación de toda una ciudad: sólo ese paseo ya es un empujón directo hacia una época.
Un gozo para los que apreciamos las obras de Shakespeare.

Tráiler:

btemplates

4 comentarios:

León Perses dijo...

Muy buena selección de obras en tu blog. Sigue adelante.

Un saludo

Esilleviana dijo...

Enhorabuena,
tienes un blog muy interesante. Me ha gustado mucho leer varias de tus reseñas y opiniones tanto de novelas, como de música o de cine.

un saludo

Lluís Salvador dijo...

Hola, León:
En primer lugar, bienvenido a este blog.
Gracias, y para lo que desees, aquí estoy. Se admiten sugerencias, críticas, comentarios, objeciones y lo que quieras.
Un saludo!

Lluís Salvador dijo...

Hola, Esilleviana.
Bienvenida a este blog.
Gracias por tu comentario, y sabes que este blog está a tu disposición para lo que desees sugerir o comentar.
Un saludo!