El Silencio de los Corderos, de Thomas Harris

(The Silence of the Lambs)
Ultramar Editores
Barcelona, 1990 [1988]

¿Habrá alguien que no haya visto la película? Y el problema es que si la han visto, no hay ninguna necesidad de leer la novela, porque se trata de una de las mejores y fieles adaptaciones fílmicas producidas jamás.
Sin embargo, ya hace unos días comenté El Dragón Rojo, primera aparición literaria del Dr Hannibal (the Cannibal) Lecter, y este personaje se merece un vistazo.
En primer lugar porque se ha convertido en un icono popular, algo muy difícil de conseguir, de los 90, como Freddy Krueger lo fue de los 80, el maníaco de Halloween de los 70 y el Drácula de Christopher Lee lo fue de los 60.
En segundo, porque hay diferencias significativas entre el Lecter de El Dragón Rojo y el de esta novela. Sigue siendo cínico, intrínsecamente malvado, sutilmente manipulador, vocacionalmente asesino y con una mente criminal; brillante, pero criminal.
Sin embargo, esa especie de relación paterno-filial (menos marcada en la novela que en la película) que se establece entre Lecter y la agente Starling (esto era antes de que Harris empezara a desbarrar con esa tontería titulada Hannibal) hace que se cree una corriente de simpatía hacia el psicópata doctor.
El público parece desear que Lecter escape de las manos del estúpido doctor Chilton, culpable de soberbia, incompetencia e idiotez, pero que no ha matado (ni mucho menos comido) a nadie. Esta corriente de simpatía persiste a pesar de que, para conseguir sus fines de venganza, Hannibal Lecter deje un rastro de cadáveres en los simpáticos (más marcada esta simpatía en la novela que en la película) policías y los inocentes enfermeros. Incluso aunque exista la certeza de que en su camino Lecter va a dejar atrás más muertos que el terremoto de San Francisco.
Los que menosprecian el género de terror harían bien en considerar bajo esta luz tanto película como novela, no para examinar un personaje extralimitado y de ficción, sino para mirarnos a nosotros mismos. El experimento puede resultar fascinante.

btemplates

7 comentarios:

Andrómeda dijo...

Vi la película, Lluís, y con esto que esto que dices - "porque se trata de una de las mejores y fieles adaptaciones fílmicas producidas jamás"-, creo que voy a volver a verla.
Pocas veces se dan adaptaciones en cine de las cuales salga una satisfecha (previa lectura del libro).
Voy por el experimento, que bien podría resultar más estremecedor que fascinante... :)
Dicho sea de paso, el género de terror me gusta mucho, aunque lo tenga un tanto relegado.

¡Saludos!

Carlos dijo...

Creo que soy de los pocos que ha leído la novela y no ha visto la película. El personaje de Lecter es fascinante, la peligrosa mezcla de inteligencia y maldad.

A mí me dió la impresión de que la novela de Harris está muy guionizada, como si a la hora de escribirla estuviera pensando en la película de su obra, por lo menos esa fué mi sensación.

Un saludo.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Andrómeda:
Mejor en cuanto a adaptación, me refería. Demme no es que haga una maravilla, pero es una película correcta, muy fiel a la novela (y eso es una rareza). Lo que es excelente es el trabajo de Anthony Hopkins. Y ahí pueden entrar las dudas: ¿Le hicieron simpático al público los guionistas? ¿o lo consiguió él solito, creando así una especie de irónica venganza contra el papel que le tocaba representar?
El caso es que no me molesta volver a ver El Silencio de los Corderos (sobre todo por comparación con producciones contemporáneas y posteriores). Aunque, como yo también soy aficionado al terror (aunque me llegó a saturar un poco en cierta época), me quedo con Alien, los clásicos de la Universal, y los derroches visuales de algunos Corman (entre otras) y con la voz, la voz de Vincent Price...

Hola, Carlos, bienvenido.
Tienes razón en que, comparado con (y siempre hablando de las novelas)El Dragón Rojo, El Silencio de los Corderos apenas tiene monólogos interiores, ni escenas que no hayan podido incorporarse al film por ser colaterales al argumento. Sin embargo, la novela es de 1988, y el film de 1991... Cierto que Harris ha acabado siempre por tener una adaptación fílmica de sus novelas, pero no creo que eso le coartara al escribirla. Pienso, sencillamente, que debió de creer que Dragón Rojo, con su policía empático con las víctimas requería técnicas más introspectivas mientras que El Silencio... lo basaría en el personaje de Hannibal Lecter, y su relación con Starling, con lo que eso requeriría más diálogo. Respecto a los juegos de miradas, roces de dedos, etc., están en la novela y están en la película, y son mérito de Ted Tally, el guionista que supo incorporarlas (porque grandes desgracias se han hecho en los guiones).
Bueno, reitero la bienvenida. Vuelve cuando quieras y comenta lo que te plazca, que estamos para eso.

¡Un saludo a ambos!

Carmen dijo...

Como yo tengo la mente bien retorcida podría decirte otro adjetivo que te faltó para describir a Hanibal Lecter: ENCANTADOR.

De esos personajes son los que necesitan las series de televisión para que enganchen. Podríamos hacer una gran lista con ese tipo de personalidades y aprender mucho.

Si hasta las caricaturas de South Park tienen una escena sobre la pelicula del Silencio de los Corderos. Por lo pronto te digo que yo soy de esas muchas que no ha leido nada de ese autor.
Gracias por las mentiras piadosas que me diste. Un abrazo fraterno

Lluís Salvador dijo...

Hola, Carmen:
¿Ves? a eso me refería.
¿Cómo es que cae simpático?
Y sin embargo es así. Qué raros somos los humanos.
Ya digo que si has visto la película, no te pierdes nada al no leer el libro. Y a juzgar por lo que ha escrito posteriormente (incluyendo el infame Hannibal), no creo que vuelva a aparecer por este blog.
De nada, y ánimos.
Un saludo!

Anónimo dijo...

Lei el libro y vi la pelicula y definitivamente se requeririan de 3series al estilos del señor de los anillos para abarcar los detalles minuciosos del libro, es simplemente fantastico, la pelicula se queda corta con los detalles que solo a Harris se le podia ocurrir, si vieron la pelicula lean el libro encontraran una de detalles que les permitira entender mejor todo, en la pelicula la protagonista pareceria superdotada en la logica y deduccion...leanla.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Anónimo:
Gracias por el entusiasmo y el comentario... :-)
Un saludo!