Mostrando entradas con la etiqueta Rich ·Buddy. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Rich ·Buddy. Mostrar todas las entradas
0 comentarios

Jazz Porque Sí: Harry James en el Palladium de Los Angeles

Hoy tendremos una gran sesión de jazz clásico, de la mano de la big band de uno de los grandes trompetistas de la era del swing, Harry James. Para aquellos que no recuerden a James, diremos que fue, por ejemplo, el trompetista estrella del famoso Sing, Sing, Sing que la orquesta de Benny Goodman se marcó en el Carnegie Hall en 1937 (y si no han escuchado ese concierto, les recomiendo que corran a la tienda de discos más cercana y se hagan con él. No se arrepentirán).
James fue un trompetista de un sonido limpio y con una facilidad para moverse por la escala casi insultante. Además fue un músico con criterio, y lo va a demostrar en sus intervenciones con una muy buena banda, que incluye a un genio de la batería como es Buddy Rich.
En un programa muy bailable, escucharemos Palladium Party; Bye Bye Blues; Please Take a Letter Miss Brown; Ain't She Sweet, con vocal de Rich; Sugar Foot Stomp; How Could You Do a Thing Like That to Me; Moonlight Bay; Midnight Sun; Moaning Low; y Flash.
Espero que hayan disfrutado de la sesión de baile, y atentos a los comentarios del Cifu, como siempre.

0 comentarios

Jazz Porque Sí: Buddy Rich en The Chez de Hollywood

Los amantes de la batería que no lo conozcan descubrirán hoy a uno de los mejores bateristas de la historia del jazz, y desde luego uno que tenía el golpe de baqueta más preciso y limpio que se haya podido escuchar: Buddy Rich.
Aunque tocó con prácticamente todo el mundo, su gran medio fue la big band. Y a ser posible, la suya propia, en la que jercía un liderazgo total y en la que, impulsando siempre desde los tambores y los platillos, logró una formación con un ritmo insuperable y un espíritu de swing imparable. Ecléctico, su banda no se limitaba al swing clásico, sino que se adentraba a veces en composiciones modernas, en las que se movía sin ningún problema, y muchas veces en el funky jazzístico, cosa que comprobarán en varios temas de estos conciertos que hoy podrán escuchar, como por ejemplo en Uptight.
El prgrama, toda una demostración de ritmo, es: Ready Mix; Basically Blues; Critic's Choice; My Man's Gone Now, de Porgy and Bess; Uptitght; Sister Sadie; More Soul; un medley de West Side Story compuesto por la Obertura, Cool, Something's Coming y Somewhere; Norwegian Wood, de Lennon y McCartney; Big Swing Face; Monitor Theme; Wack Wack; Love for Sale; Mexicali Nose; Willow Crest; Bugle Call Rag; Standing Up in a Hammock; Chicago; Lament for Lester; y Machine.
Como siempre, atentos a las explicaciones del Cifu, que les ilustrará sobre la carrera y peculiaridades de este músico autodidacta que era una auténtica máquina de ritmo. Y que sabía transmitirlo a su banda, haciendo que ésta realizara actuaciones espectaculares, como las que pueden disfrutar hoy.


Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

0 comentarios

Jazz Porque Sí: Thelonious Monk 1950

Pero antes de entrar en 1950 escucharemos los dos temas que quedaban por oír de la sesión de 1948, ambos con cantante: Kenny Hagood; Se trata de All the Things You Are, un estándar que se ha convertido en grabación de referencia en las discografías de Hagood; y I Should Care. Les recuerdo que, además de Monk al piano, están también Milt Jackson, el elegante, al vibráfono, John Simmons al contrabajo y "Shadow" Wilson a la batería.
Y entonces entraremos en una sesión cuyo mínimo calificativo es el de "histórica". Thelonious Monk al piano, por supuesto, pero Charlie Parker al saxo alto, Dizzy Gillespie a la trompeta, Curley Russell al contrabajo y el estupendo Buddy Rich a la batería. Agárrense, porque viene un jazz de primerísima categoría: Bloomdido, Mohawk, My Melancholy Baby (en la que Monk, en su solo de piano, hace un traje nuevo al tema) y Relaxin' with Lee. Más tres tomas alternativas de Mohawk, My Melancholy Baby y Relaxin' with Lee. En esa asociación creativa que siempre fue la pareja Parker-Gillespie, la inclusión de Monk como tercer genio no puede sino producir temas enormes.
Nos trasladaremos a casi un año después para encontrarnos con otra sesión puramente monkiana, en la que vuelve Milt Jackson al vibráfono, el magnífico Sahib Shihab al saxo alto (y no al barítono, en el que descollaría posteriormente), Al McGibbon al contrabajo y... Art Blakey a la batería, que por si todavía no lo han notado es mi percusionista favorito y que sigue haciendo maravillas en su colaboración con Monk. Sólo serán dos temas, pero qué temas: Four in One, una composición increíble, y Criss Cross, que podemos definir como Thelonious en estado puro.
Como siempre, atentos a las explicaciones del Cifu en un programa que incluye buena parte de las facetas del enigmático Thelonious Monk.



Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

0 comentarios

Jazz Porque Sí: Dizzy Gillespie 1950

Prosigue esa magnífica sesión de Dizzy con Charlie Parker, acompañados excepcionalmente: Thelonious Monk al piano, Buddy Rich a la batería y Curley Russell al contrabajo. Y en este final de sesión escucharemos unas auténticas obras maestras: Bloomdido, An Oscar for Treadwell, Leapfrog, un intercambio veloz y feroz entre Dizzy y Charlie Parker, y Relaxing with Lee. Una sesión antológica que merece escucharse, créanme.
Despué stendremos ya a un Dizzy Gillespie, no en solitario, porque viene muy bien acompañado, pero más en la línea de líder de sesión. Podremos escuchar una de las típicas humoradas que tanto le gustaban a Dizzy, She's Gone Again; un estándar como la copa de un pino como es Nice Work if You Can Get It; una balada preciosa: Thinking of You; y un curiosísimo tema a ritmo de calipso, Too Much Weight. La trompeta de Gillespie está a sus anchas en todos. Y respecto a los acompañantes, ya les he dicho que son de categoría: Jimmy Heath al saxo alto, Milt Jackson al piano (y no al vibráfono como acostumbra, pero comprobarán que era un excelente pianista), Percy Heath al contrabajo, Joe Harris a la batería y Seldon Powell al saxo tenor.
Y en la tercera parte del programa Dizzy graba acompañado de la orquesta de cuerdas de Johnny Richards, que también hace los arreglos. Les confieso que cuando oigo las palabras "jazz" y "orquesta de cuerdas" me echo a temblar, porque suelen dar unos productos que rezuman almíbar por todos lados, de modo que la inquietud por oír qué podían haberle hecho a Gillespie estas maniobras orquestales era grande. Por fortuna, los arreglos esta vez son más juiciosos que de costumbre, y la orquesta molesta muy poco y queda en un discreto plano, que es donde siempre debe de estar. Así, podremos escuchar un muy buen Swing Low Sweet Chariot para empezar, seguido de unas piezas en las que Dizzy se luce como solista absoluto.
El Cifu, como siempre, se lo detallará mejor que yo. Que disfruten de esta sesión con uno de los mejores trompetistas de jazz de la historia.


Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

0 comentarios

Jazz Porque Sí: Dizzy Gillespie

Poco se puede decir de Dizzy Gillespie que no se haya dicho ya: padre fundador del jazz moderno, trompetista genial e inconmensurable, bufón sobre el escenario, donde le gustaba intercambiar bromas con el público, jazzman íntegro e icono de esta música.
En este programa lo disfrutaremos en dos de sus grandes vertientes: por una parte con su big band (cada vez que pudo, Dizzy montó orquesta propia); y en una sesión de estudio de lo mejorcito.
Con la big band (en la que destacan John Coltrane y Jimmy Heath a los saxos altos y Paul Gonsalves al saxo tenor) podremos escuchar a un Dizzy espléndido interpretando, entre otras, Tally Ho, Coast to Coast, suyas, o Carambola, de Heitor Villa-Lobos con arreglos de Chico O'Farrill, y también una de las humoradas de Dizzy, You Stole My Wife, You Horse-Thief, que le debió resultar simpática y en la que metió mano en la letra ("Me dejó que fuera en círculos y ahora Dizzy [mareado] es mi nombre) y un gran Honeysuckle Rose, la inmortal composición de Fats Waller, cantada (y muy bien) por Joe Carroll, compañero habitual de las bufonadas vocales de Dizzy: impresionante.
Y la segunda parte, una sesión con Charlie Parker, Thelonious Monk, Curley Russell y Buddy Rich, de la que entrarán cuatro temas magistrales, Bloomdido, An Oscar for Treadwell, Mohawk y My Melancholy Baby.
Dar, como siempre, las gracias al Cifu y su programa Jazz Porque Sí por poder tener la oprtunidad de difundir estos podcasts.


Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

2 comentarios

Jazz Porque Sí: Benny Carter en California

Claro que antes de la actuación en directo se escucha un Ballad Medley de esos para acaramelarse en un sofá. Un medley precioso, pero es que con los intérpretes no hay para menos: Benny Carter, Charlie Parker y Johnny Hodges a los saxos altos, Flip Phillips y Ben Webster a los saxos tenores, Charlie Shavers a la trompeta, Barney Kessel a la guitarra, Oscar Peterson al piano, Ray Brown al contrabajo y J. C. Heard a la batería.
Después viene el concierto en sí, aunque sólo dos temas van a entrar enteros. Pero qué dos temas.
Créanme si les digo que van a disfrutar inmensamente de este concierto. En primer lugar, porque los intérpretes se van a estimular entre sí de una forma excepcional. Nada menos que los anteriormente citados, salvo Parker, Hodges, Webster y Heard, que no están, pero a cambio tenemos a Lester Young, el presidente, al saxo tenor, a Roy Eldridge a la trompeta y a Buddy Rich a la batería.
El primer tema es Jam Session Blues, que me maravilla porque tiene de todo: solos magistrales, buenísima compenetración, una melodía con ritmo, química con el público y, sobre todo, una percepción de que todos los que tocan se lo están pasando en grande; la sensación de que podrían seguir tocando mucho más tiempo y a nadie le sabría mal. De hecho, lo que el oyente lamenta es que termine.
Y el segundo tema es Trumpet Battle, la batalla de trompetas; y si se ha escuchado lo que Eldridge y Shavers han hecho en el tema anterior, sólo puede uno frotarse las manos con anticipación. Y no defraudan. Ni tampoco Benny Carter, que tiene también ahí un solo inspiradísimo y en la línea que los chicos de las cornetas marcan.
En suma, sólo dos temas en concierto, pero que valen por varios cientos, una actuación memorable y una delicia de ritmo y buen jazz.
Hay que agradecérselo al Cifu, Juan Claudio Cifuentes, y a su programa Jazz Porque Sí en Radio Clásica de Radio Nacional de España.


Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.