Mostrando entradas con la etiqueta Basie ·Count. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Basie ·Count. Mostrar todas las entradas
0 comentarios

Jazz Porque Sí: Count Basie en el Americana Hotel de Miami

Hoy traemos una estupenda actuación que la banda de Count Basie dio en el Americana Hotel de Miami. Hay que decir que en aquella época la orquesta había alcanzado probablemente su mejor forma: después de la grabación de "Atomic Mr. Basie", la orquesta tenía un sonido más reconocible y único que nunca, el personal era de lo mejorcito, y esa coordinación intensa que era la marca de fábrica de las bandas de Basie había llegado a un punto tal que eran capaces de tocar con una compenetración que jamás ha conseguido otra formación de jazz.
Y eso se sigue demostrando en las actuaciones en directo. No se trata de grabar toma tras toma hasta llegar a una satisfactoria. Se trata de que eran capaces de hacerlo frente a público y a la primera. Un estilo, insisto, único en el jazz.
Escucharemos The Deacon; Cute; In a Mellotone; No Moon at All; Cherry Red; Can't Leave That Woman Alone; Roll'em Pete; Cherry Point; Whirly Bird; y el tema insignia de Basie, One O'Clock Jump, para indicar el final de pase. Pero sigan leyendo.


De hecho, hubo tres pases en esa sesión de baile organizada para esa convención de Miami, de manera que hay material para un segundo y hasta un tercer programa, y por tanto aquí está el repertorio del segundo pase y parte del tercero:
Splanky; Counter Block; Li'l Darling; Who, Me?; Five O'Clock in the Morning; In the Night; Smack Dab in the Middle; Everyday I Have the Blues; Back to the Apple; y Let's Have a Taste.
Como habrán podido comprobar, una música perfectamente reconocible en su estilo, en su sofisticación y en una perfección en la ejecución, rasgos todos que fueron las marcas distintivas de la que se calificó como la mejor orquesta de Basie.
Como siempre, atentos al Cifu y a sus explicaciones, así como a la identificación de los solistas de cada tema, y que disfruten.



0 comentarios

Jazz Porque Sí: Duke Ellington con Count Basie

Duke Ellington con Count Basie. O viceversa, puesto que en esta sesión nadie toma primacía con respecto al otro. Se trata de una reunión histórica: las dos mejores bandas de jazz de la historia reunidas tocando la misma música y compitiendo amigablemente en su desarrollo.
Y el resultado es el que era de esperar, una explosión de buena música con unos intérpretes que logran conjugar esa compenetración perfecta que siempre tuvo la orquesta de Basie con la riqueza armónica que acompañó en todo momento a las interpretaciones de las bandas de Ellington. De manera uqe prepárense a escuchar un caudal de buena música.
El programa es: Battle Royal; To You; Take the A Train, con Billy Strayhorn al piano por parte de la orquesta de Ellington; Corner Pocket; Wild Man Moore; Segue in C; BDB; y se cierra el programa con parte de Jumpin' at the Woodside. Pero sigan leyendo.


Y es aquí donde escucharemos completo el famosísimo Jumpin' at the Woodside, seguido de One More Once, composición de Ellington evidentemente dedicada a Basie y la famosa frase pronunciada en su interpretación de April in Paris; Blues in Hoss' Flat; y las tomas alternativas de BDB; Wild Man Moore y Jumpin' at the Woodside.
Y empezaremos a escuchar otra sesión de grabación no menos histórica, la de Duke Ellington en septeto más la incorporación del gigante del saxo tenor Coleman Hawkins. Para abrir boca (ya vendrá el programa que tenga el grueso de esta reunión) escucharemos Limbo Jazz, un calipso muy simpático en el que al batería Sam Woodyard casi se le tiene que adjudicar el papel de vocalista; y un Mood Indigo que, en manos de Hawkins, se hace todavía más antológico.
Presten atención más que nunca a los comentarios del Cifu; frente al batiburrillo de solistas de dos orquestas es de agradecer tener un guía que los identifique. Y que disfruten.



0 comentarios

Jazz Porque Sí: Charlie Christian en directo (IV)

Seguimos repasando las grabaciones en directo del gran pionero de la guitarra moderna en jazz, Charlie Christian. Los comentarios del Cifu siempre son instructivos; en este caso, y al principio del programa, encontrarán al Cifu detallando todo un elenco de cosas que Christian experimentó en su día, y que influyeron, y de qué manera, en el jazz que estaba por venir, guitarristas o no. Y quiero remarcar de nuevo algo: puede ser que, escuchando a Christian, no encuentren nada nuevo en él ahora. Pero en su época, nadie tocaba como Charlie Christian, y muy pocos entraban en esas audacias formales y armónicas que hoy damos por supuestas. Dicho esto, vamos con la música.
En principio, con el sexteto de Benny Goodman, con el propio Benny al clarinete y Lionel Hampton al vibráfono, con las piezas The Sheik of Araby, por desgracia y por razones técnicas incompleto; Seven Come Eleven; Six Appeal, introducido por Charlie; un Honeysuckle Rose también incompleto; y AC-DC Current.
Entonces, y con ocasión de un mítin en las elecciones presidenciales de 1940, tendremos a Benny Goodman y Charlie Christian junato a Count Basie al piano más su rítmica (el Cifu, sin duda inducido por la información del disco, dice que Freddie Green está ausente; pero se puede escuchar una guitarra rítmica acústica de fondo, de manera que yo diría que el bueno de Green está allí), interpretando Gone with What Wind.
Pasamos a unas actuaciones con el septeto de Benny Goodman, que incluye al trompetista Cootie Williams y a Count Basie al piano, interpretando Benny's Bugle; un incompleto Wholly Cats; y Honeysuckle Rose.
Espero que disfruten de la guitarra del genio Charlie Christian, así como de los excelentes músicos que escucharán.

Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

0 comentarios

Jazz Porque Sí: Charlie Christian en directo (III)

Seguimos encontrándonos con lo que Charlie Christian dejó grabado en directo. No está de más recordar que Christian, de carrera demasiado breve, es el guitarrista que, si la guitarra de jazz de hoy suena como suena, es gracias a él. Habrá evolucionado, sin duda, pero la técnica, las ideas, la utilización armónica, todo ello lo había ya anticipado Christian. Y se puede decir sin duda que no hay un sólo guitarrista de jazz moderno que no deba algo, directa o indirectamente, a Charlie Christian. Y por lo general, le deben mucho.
Lo encontramos aquí en un tema que es una jam-session, en el Carnegie Hall, en la velada que se ha denominado "From Spirituals to Swing". En este O Lady Be Good Christian está en la orquesta de Count Basie, que improvisa un riff sobre el tema mientras los solistas se suceden. Particularmente al piano, con Count Basie, Albert Ammons, Meade Lux Lewis, etc., pero Christian tiene unos solos preciosos.
Después recuperaremos el sexteto de Benny Goodman, con los temas Pick a Rib (con un sonido espantoso, pero qué se le va a hacer, esto es arqueología musical); Till Tom Special; Gone with What Wind en dos versiones de diferentes días; The Sheik of Araby; Soft Winds; y Six Appeals, juego de palabras entre sexappeal i el número seis del sexteto.
Por descontado, no sólo escucharemos a Christian, en rítmica o en solo, sino también a Goodman, a Lionel Hampton al vibráfono, a Nick Fatool a la batería, etc. Lo cual es un placer. Atentos a las explicaciones del Cifu, que les pondrá en situación respecto a Christian y a los componentes del sexteto, y que disfruten.

Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

0 comentarios

Jazz Porque Sí: Count Basie en Newport 1957

Vamos a tener un buenísimo concierto por parte del Conde y su orquesta; no sólo porque en Newport se encontró con un público entregado al que dedicó su mejor música, sino porque además se reencontró con unos intérpretes muy especiales.
Nada más empezar, y con sólo escuchar la introducción de Swinging at Newport, con su piano económico y preciso y el rasgueo de Green a la guitarra, uno ya sabría que se trata de la banda de Basie. Que empieza muy bien. Pero...
¡Ah! ya en el segundo tema entran unos invitados. Y estos son, ni más ni menos que el inmenso batería Jo Jones y el saxo tenor Lester Young. Viejos amigos de Basie, y que van a dar aquí una lección de compenetración con la banda, aparte de intervenciones maestras. Como la balada Polkadots and Moonbeams, preciosa interpretación de Young. O Lester Leaps In. Y tanto que Lester salta a escena; él y toda la banda, impulsados por un enérgico Papa Jones.
Después entra otro viejo conocido de Basie, nada menos que su primer cantante, y uno de los mejores bluesman (del blues "gritado") que existen, Jimmy Rushing, que interpretará Sent for You Yesterday, Boogie Woogie I May Be Wrong y un magnífico Evening.
Lester Young y Jones se toman un descanso y la banda aprovecha para tocar Blee Blop Blues, como siempre a ritmo rápido.
Entonces tendremos cuatro temas acompañados por el cantante oficial de la banda, Joe Williams: All Right Okey You Win; The Comeback, con la orquesta que demuestra estar muy a gusto, haciendo vocales a coro para acompañar a Williams; Rollin' Pete; y Smack Dab in the Middle. Williams vocaliza muy bien, de modo que presten atención a la letra, muy divertida.
Y queda un tema más, de modo que sigan leyendo (y escuchando)...



Y ese último tema de la actuación en el festival de Newport es largo y con invitados: One O'Clock Jump, pero con Jo Jones, Lester Young más Roy Eldridge, ese trompetista arriesgado y genial, e Illinois Jacquet al saxo tenor. Una delicia.
Imagínense ustedes acudir a un festival, a escuchar a Count Basie, lo cual siempre está bien, pero encontrarse, además, con esa gente en el escenario... Un concierto excelente, repito.
Lo que sigue son dos sesiones de estudio, una muy desconocida y la otra verdaderamente histórica y fundamental.
En la primera, y con una banda en la que han habido algunos cambios, de los que destaca la entrada de Eddie "Lockjaw" Davis al saxo tenor, podremos oír Gee Baby, Ain't I Good to You?; Love Me Baby; Confessin' the Blues y J and B.
Y la segunda es la muy histórica grabación de "Atomic Mr Basie", un disco fundamental no sólo en la carrera del Conde sino en la historia del jazz.
Temas que les recomiendo no se pierdan: The Flight of the Foo Birds; Double-O; Lil' Darling, el clásico de Hefti que ha pasado a los anales de la música en general; Whirlybird, en donde salta la noticia: Freddie Green, el rasgueador de la guitarra, puntea unas notas; y The Kid from Red Bank. En un álbum que demuestra que la orquesta de Basie había alcanzado una rara dimensión de perfección musical.
No se pierdan, como siempre, los atinados comentarios del Cifu, y que disfruten de ellos y de la música.




Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

0 comentarios

Jazz Porque Sí: Count Basie en Gotemburgo (II)

Continuamos con el concierto que la orquesta de Count Basie dio en Gotemburgo, Suecia, en el año 1956 y que, por sinrazones demenciales, se publicó bajo el título de "Basie in London".
A estas alturas es ocioso que vuelva a repetirles lo que ya saben: swing imparable, coordinación máxima, buen gusto y una de las mejores orquestas de jazz de la historia.
Empezaremos con Blues Backstage, con un enorme solo de Matthew Gee al trombón, y después nos reencontraremos con los ya emitidos Corner Pocket y Blee Blop Blues, para entonces hallarnos con una balada interpretada con sentimiento y en la que destaca el solo de Benny Powell al trombón, Yesterdays.
Una pieza sin título (no había sido incluida en el disco de vinilo cuando apareció el concierto) y cerraremos con los potentes Sixteen Men Swinging, definición como pocas de la banda de Basie, y Plymouth Rock.
Como siempre, atentos a las explicaciones y comentarios del Cifu. Que disfruten del concierto.



Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

0 comentarios

Jazz Porque Sí: Count Basie en Gotemburgo

Bueno, empecemos por unas precisiones sobre una historia algo demencial: este concierto apareció, y sigue haciéndolo (como lo prueba el CD que tengo ahora mismo delante) como "Basie in London". En su portada se ve a un alegre Count Basie del brazo de dos ingleses ciertamente encopetados (pero que definitivamente no son beefeaters, es decir guardianes de la Torre de Londres; uno de ellos es ciertamente un veterano del ejército, porque lleva unas cuantas medallas, pero no portan uniforme) y que probablemente formaban parte de alguna celebración londinense. Bueno, pues el concierto se celebró y se grabó en la muy distinguida y universitaria ciudad de Gotemburgo, en Suecia. Las tomaduras de pelo de la industria discográfica en general y de Norman Granz en particular darían para una enciclopedia de tropelías.
Dejado claro esto, y añadiendo que el culto público sueco mostrará en el concierto un entusiasmo notable, como no puede ser de otro modo, y si no escuchen, vamos a lo nuestro que es la música.
La de Count Basie es una orquesta que, no me cansaré de repetirlo, además de tener un sonido propio reconocible de inmediato, funciona como un reloj. No en su mecanicismo, sino en que todos sus componentes lo hacen tan bien y están tan compenetrados que parecen funcionar como una maquinaria de precisión.
Y si no, comprueben en el arranque: un Jumpin' at the Woodside a toda marcha, que ya dice algo sobre las intenciones de Basie y sus chicos. Sigue Silver Stockings, y puesto que se oye bastante bien la guitarra de Freddie Green, permítanme rendirle un pequeño homenaje; no hizo un solo en su vida, pero como guitarrista rítmico es una maravilla, un añadido imprescindible, y un músico que vale su peso en oro. Préstenle atención y piensen unos minutillos en él. Después viene un impecable How High the Moon, seguido por una pieza que me gusta muchísimo, Nails; atentos al juego entre el piano de Basie el contrabajo de Eddie Jones.
Acto seguido, Flute Juice. Por descontado, con el gran Frank Wess a la flauta. Han habido grandes (y pocos) flautistas en el jazz, y Wess fue uno de ellos, y además Basie fue uno de los directores de orquesta que más hizo por reintroducir este instrumento, tanto que muchas de las piezas recordadas de la orquesta de Basie lo llevan.
Tres temas en los que el vocalista Joe Williams demostrará su capacidad como bluesman y como cantante melódico: Alright, Okay You Win, Roll 'em Pete y The Comeback.
Y para terminar por hoy, la muy conocida Corner Pocket y Blee Blop Blues, con un gran trabajo, como siempre, del baterista Sonny Payne.
Espero que el swing imparable de esta banda, así como las interpretaciones de marca de los solistas y del conjunto les gusten. Atentos a los comentarios del Cifu, siempre imprescindibles.



Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

0 comentarios

Jazz Porque Sí: Count Basie en el Carnegie Hall

Han habido muchas grandes orquestas de jazz, pero una de las que perduraron más allá de la gran extinción de big-bands que se produjo entre el final de los cuarenta y el inicio de los cincuenta fue la de Count Basie. Y lo hizo consiguiendo una sonoridad propia, de la que muy responsable era el propio Basie, con cuatro notas al piano; Basie no es que fuera un mal pianista, al contrario (y existen sobrados ejemplos grabados para demostrarlo), sino que su estilo se basaba en dirigir desde el teclado, y en eso se limitó a dar órdenes claras y concisas, en un sistema de "llamada-respuesta" que se convirtió en marca distintiva. Pero, por descontado, además de con estilo, la orquesta de Basie siempre hizo muy buena música, y la hizo con grandes músicos.
Aquíe estamos con ella en el Carnegie Hall, y después de un Sure Thing, podremos ver cómo uno de esos antiguos miembros de la orquesta sale a rememorar viejos tiempos, y es nada más y nada menos que Lester Young, "Prez". Y lo hará con un par de temas de esos que les sonarán aunque les parezca que no los han escuchado jamás: Pennies from Heaven y Jumpin' at the Woodside.
Entonces tendremos otra invitada muy especial, que será acompañada por la orquesta de Count Basie: la estupenda Sarah Vaughan, que interpretará, con estilo personalísimo Perdido, I Ain't Mad, Summertime y That Old Devil Moon.
El concierto se cerrará, cómo no, con la pieza que fue el estandarte de la orquesta de Basie durante toda su carrera: One O'Clock Jump.
Y el programa se complementa con una sesión en estudio, en la que la orquesta, acompañando al cantante Joe Williams (un blue-shouter como pocos) interpretará tres temas, entre ellos un histórico Everyday I Have the Blues.
Espero que disfruten de la música del Conde. Y presten atención, como siempre, a los comentarios del Cifu.

Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.