Jazz Porque Sí: Shelly Manne en el Black Hawk de San Francisco

Shelly Manne, como descubrirán escuchando esta actuación, fue uno de los baterías más importantes del jazz. Y de los mejores. Sin embargo, para descubrirlo tendrán que fijarse: no era hombre de gran espectáculo, y sus solos no eran frecuentes, pero su acompañamiento... ¡Ah!, ahí estamos ante un gran maestro. a actuación de hoy es la del grupo "Shelly Manne and His Men" [Shelly Manne y sus hombres, un juego de palabras fonético con su apellido] y esas actuaciones en el Black Hawk eran tan buenas que Manne pidió que se grabaran. Es un gran elogio para sus acompañantes. Quiere decir que hay un líder que los escucha y valora. Y si el líder disfruta con la música de sus sidemen, entonces es que la música es muy a destacar. Y así es.
Les recomiendo que se relajen. Esta es una actuación para sentarse cómodamente, una bebida al lado, conversación suave y, sobre todo, dejarse llevar por la música. Y verán que salen de la audición contentos.
Los músicos, aparte de Manne a la batería, son Joe Gordon a la trompeta, Richie Kamuca al saxo tenor, Monty Budwig al contrabajo y Victor Feldman al piano. El Cifu les ilustrará sobre sus respectivas carreras y virtudes, que son muchas.
Iniciamos con Our Delight, donde les recomiendo que, aun con la altísima calidad del grupo, presten atención al walking y al trabajo de fondo del contrabajista Budwig; Step Lightly; I Am in Love, en el que Joe Gordon tiene una actuación lucida; Cabu, con un VIctor Feldman inmenso; How Deep Are the Roots, en el que Kamuca hace un solo magistral; Blue Daniel, un vals lento en el que Manne se luce en el trabajo de fondo; de hecho, la prueba de fuego de un baterista son precisamente los temas lentos: Manne la supera magistralmente; Nightingale (Ruiseñor), composición de Xavier Cugat; y el hermosísimo tema Whisper Not. Y se escucharán algunos compases del tema de fin de pase de Manne, A Gem from Tiffany.
Una actuación magnífica, una música espléndida y un ambiente relajado; todo lo necesario para disfrutar.

Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

btemplates