Jazz Porque Sí: Duke Ellington en Europa

De nuevo con la orquesta de Duke Ellington en concierto. Una orquesta en una forma estupenda, como veremos, y con una creatividad increíble, debida sobre todo a los arreglos de Billy Strayhorn, que conseguía hacer vestidos nuevos alas piezas más clásicas del Duque. Concierto que se realizó durante la gira europea de 1958, pero del que no sabemos dónde fue grabado ni en qué fecha exacta. Desventajas del pirateo. Las ventajas, por descontado, son no haber perdido esta música interpretada con su ambiente.
Se inicia con un C-Jam Blues, una versión muy inventiva en la introducción al piano por parte de Duke, y con un buen solo final al clarinete por parte de Jimmy Hamilton, acompañado por el riff de la banda; Satin Doll, en el que, miren ustedes por donde, el que hace un solo regio es el contrabajista Jimmy Woode; Perdido, destacando la interpretación a la trompeta de Clark Terry; Sophisticated Lady, con Harry Carney al saxo barítono dando una sentida interpretación, como acostumbra con esta pieza; el momento de la principalía del saxo alto Johnny Hodges llega con tres temas, Passion Flower, Jeep's Blues y Things Ain't What Used to Be. Después, Cat Anderson, el especialista en la trompeta de agudos, se luce en The Matador (El Viti). Y acaba esta sección con Rockin' in Rhythm, precedida por esa introducción al piano que Duke incorporaría definitivamente a la pieza, y que lleva por título Kinda Dukish.
Pero sigan leyendo.

Porque cualquier concierto de la época no estaba completo si Paul Gonsalves no daba un paso al frente con su saxo tenor para marcarse una nueva improvisación del interludio entre Diminuendo in Blue and Crescendo in Blue. A tiempo rápido y con gran inventiva, la orquesta desata el fervor del público. Y no era para menos.
Para completar la emisión, dos temas de estudio, Mr Gentle and Mr Cool, con Ray Nance al violín, y Take the A Train.
Y entonces viene la grabación en estudio de la Queen's Suite, una obra que durante muchísimos años sólo tuvo un vinilo en existencia, el propiedad de la casa real británica. La historia se la explicará el Cifu con más detalle, pero baste decir que Ellington quiso hacerle un regalo a Isabel II. Y lo hizo con toda clase. Hasta que, después de la muerte de Ellington, se reeditó, se sabía de la existencia de este disco por fotografía (y supongo que porque algún miembro de la casa real lo escucharía). Escucharemos de esta suite, Lightning Bugs and Frogs; Le Sucrier Velours; Northern Lights; Sunset and the Mockingbird y Apes and Peacocks.
Un buen concierto con la orquesta del Duque y una gran sesión de grabación. Que las disfruten.

Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

btemplates