El Ombú, de Guillermo Enrique Hudson

William Henry, o Guillermo Enrique, ya que este escritor británico nació en Quilmes (Argentina), pasó buena parte de su vida allí y es considerado como escritor argentino a todos los efectos, aunque escribiera en inglés. El motivo no es otro que muchos de sus escritos llevan la impronta de la pampa y el paisaje argentino, y constituyen un complemento necesario para entender la literatura nacional argentina de la época.
El Ombú, en sus breves cincuenta páginas, no es más que una serie de historias concatenadas alrededor de los sucesivos habitantes de una estancia llamada "El Ombú", presidida ante la casa por un ejemplar de este árbol quintaesencialmente pampero (y de ahí que estas historias simbolicen la vida en la pampa).
Las historias, que por una parte reflejan la dureza del entorno y, por otra, son trágicas, no pueden adscribirse al "mal lugar", pero casi. Desde la del estanciero Santos Ugarte, más gaucho que propietario, altivo y violento, hasta la de Brunito, que murió intentando vengar la muerte de su padre gracias a los doscientos rebencazos que un coronel del ejército le dio por pedir lo que les correspondía a los soldados de una incursión contra los indios, todas tienen en común que estos destinos fatales van ligados a la estancia. No en vano el ombú es un árbol que, dicen, puede volver loco. Pero de todas maneras se tiene la impresión de que no son más que historias representativas de una época y un estilo de vida, agreste y fronterizo.
Aunque escrito originalmente en inglés, el texto está plagado de localismos (dejando aparte la adaptación al castellano de Austral, hecha intentando imitar el acento popular, cosa que, a la larga, cansa un poco), y la misma naturaleza de las historias (y el apéndice que acompaña al relato) muestran que fueron escuchadas de boca de gente que las vivió. Destaca, además, el ritmo. Hay que insistir en que sólo con cincuenta páginas, Hudson relata cosas que otros autores hubieran convertido en cuatro novelas.
Naturalista en el sentido científico y también literario, Hudson mira la pampa argentina no con la curiosidad del turista sino como un observador que desea entender, en su sentido antropológico y social, un país.

En El Ombú y Otros Cuentos Rioplatenses
Espasa-Calpe, col. Austral
Buenos Aires, 19417 [1902]

Hay edición castellana reciente en Ediciones Internacionales Universitarias - Eunsa

Texto en inglés de El Ombú, con ilustraciones
Portada de la edición castellana de Eunsa

btemplates