Jazz Porque Sí: Thelonious Monk Octubre 1955

De nuevo con el gran maestro de las armonías extrañas (pero fascinantes) en el jazz, Thelonious Monk. Esta vez en una sesión a cuarteto, acompañado por el gran Gigi Gryce al saxo alto, el no menos grande Percy Heath al contrabajo y un batería del que ya casi se me han acabado los elogios, aunque no la admiración, Art Blakey. Shuffle Boil, donde pueden apreciar, aparte del estilo inconfundible de Monk, el gran sonido de Gryce y la precisión de Blakey, dominador de cualquier inflexión en la baqueta para lograr el sonido deseado. Por no hablar del trabajo de Heath al contrabajo.
Brake's Shake, otra composición de Monk, igual que la complicada Gallop's Gallop. Y una composición de Gryce, Nica's Tempo, que ya se ha convertido en un estándar, y en la que escucharán un gran solo de batería de Art Blakey.
Y entonces pasaremos a una grabación de Monk que me gusta particularmente, los temas que fueron reunidos en un álbum titulado "The Unique Thelonious Monk". No hay música original de Monk, todo son estándares reinterpretados por ál, pero tiene unas cualidades muy especiales. En primer lugar, Monk trata con mucho, muchísimo respeto esos estándares. Y sin embargo, les aplica su concepción musical, de modo que este disco es lo más parecido que tenemos a una declaración de intenciones musicales de Monk, en el sentido de que toma una música que no es suya y no la pervierte, sino que la convierte a otros parámetros armónicos. Segundo, que Monk no actúa en solitario, pero sí a trío, con lo que el peso melódico lo lleva él. Tercero, que los acompañantes son grandiosos y están, como el mismo Thelonious, en estado de gracia: de nuevo Art Blakey a la batería y el maestro del contrabajo Oscar Pettiford. Escucharemos Liza; Memories of You a piano solo; You Are Too Beautiful y Just You, Just Me. Pero estos dos últimos los comentaremos más tarde. Sigan leyendo.


Porque en el siguiente programa se inicia con You Are Too Beautiful y Just You, Just Me. Les rogaría que prestaran atención a este tema. La melodía le gustaba tanto a Monk que sobre sus líneas armónicas construyó su Evidence, de modo que tenemos una percepción todavía más clara de la concepción musical de Monk. Y además, en su interpretación es posible distinguir con claridad lo que yo llamo "el silencio de Monk", unos silencios por su parte que son activos, armónicamente útiles, musicales.
Luego escucharemos otras joyas, Honeysuckle Rose, Darn that Dream y Tea for Two. Todo el álbum, repito, es una delicia, y es ideal para aquellos que encuentren difícil entender la música monkiana.
Y el programa se cierra con el primer tema de una sesión de granación a quinteto con Thelonious Monk al piano, Ernie Henry al saxo alto, Sonny Rollins al saxo tenor, Oscar Pettiford al contrabajo y Max Roach a la batería. Un tema que lleva el extraño título (tan extraño como Monk) Ba-lue Bolivar Ba-lues-are. Una interpretación, por cierto, que figura entre las mejores del prematuramente desaparecido Ernie Henry.
Como siempre, presten atención a los comentarios del Cifu, y disfruten de la música del genial Thelonious Monk.

Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

btemplates