El Ídolo Caído, de Carol Reed

SESIÓN MATINAL

(The Fallen Idol); 1948

Director: Carol Reed; Guión: Graham Greene, basado en el relato The Basement Room, de Graham Greene; Intérpretes: Ralph Richardson (Baines), Michèle Morgan (Julie), Bobby Henrey (Philippe), Sonia Dresdel (Sra. Baines), Jack Hawkins (Detective Ames); Dir. de fotografía: Georges Périnal; Música: William Alwyn.

Una pequeña joya del cine británico, una miniatura de película que sin embargo parece mucho mayor de lo que realmente es en cuestión de producción.
El hijo del embajador francés en Londres adora al mayordomo de la embajada, Baines; y odia con casi el mismo fervor a su esposa. Y tiene motivos; creo que todos los espectadores comparten los sentimientos del chaval por esa arpía. Baines está enamorado de una secretaria de la embajada, pero comprenden ambos que su amor es imposible, puesto que la señora de Baines jamás le concederá el divorcio.
Por una indiscreción del muchacho, la señora Baines se entera del affaire de su marido, y finge irse al campo para sorprenderlos en la embajada que ha quedado solitaria, salvo por la pareja Baines y el niño a su cargo.
Así sucede, pero la señora Baines sufre un accidente y cae por las escaleras, muriendo. El niño lo ha visto, pero sólo parcialmente. Y es entonces cuando empieza a urdir un montón de mentiras para salvar a Baines de la policía. Unas mentiras que casi harán que Baines sea incriminado por la muerte que él no ha causado.
Sostenida por el gran estilo del director, con una fotografía impecable, y por la gran interpretación de Ralph Richardson (y la del niño, Bobby Henrey, aunque en los extras que acompañan al DVD se descubre que el niño, como casi todos, era un pésimo actor, de modo que el mérito de su interpretación hay que dárselo a Carol Reed, un santo), El Ídolo Caído es una película que empieza en un tono amable y divertido y poco a poco eleva su tensión hasta hacerla insufrible.
Una pequeña maravilla del cine británico, que merece verse y disfrutarse, y que se conserva fresca como el primer día.

Tráiler: No se trata de un tráiler en este caso, sino de una escena de la película, bastante inocente en sí pero que da idea de la atmósfera del filme.

btemplates