Para Tomar con una Pizca de Sal, de Charles Dickens

Para Ser Tomado con una Pizca de Sal, es decir, para ser leído con reticencias. Esta declaración escéptica e irónica del propio autor (que hizo uso extenso del humor en sus escritos)no desmerece una de las mejores historias de fantasmas de su autor, y una de las mejores de todos los tiempos. Puesto que pueden leer el relato completo en los enlaces que figuran al pie de esta reseña, no me extenderé demasiado en el argumento. Baste decir que, cuando la ciudad de Londres va llena de noticias y comentarios al respecto de un asesinato, el protagonista de la historia ve, ante su ventana, un curioso hecho: un hombre pasa, seguido por otro que sostiene el brazo en alto en actitud amenazadora, sin que los transeúntes parezcan extrañarse por semejante actitud.
Cuando el protagonista es nombrado jurado en el proceso para juzgar al asesino, se sorprende al ver que el que se sienta en el banquillo de los acusados es el hombre amenazado que pasó ante su ventana. Pero su extrañeza será mayor cuando ese espectro que seguía al hombre aparece también en el tribunal, en apariencia sólo pudiendo ser visto por él, aunque ciertamente influencia a todos aquellos a los que se acerca.
Más que terror, lo que provoca el relato de Dickens es un sentimiento de extrañeza. La situación es insólita, y francamente original, y el manejo de los tiempos y las escenas por parte del maestro inglés es absoluto.
Dickens había probado en sus inicios las historias de fantasmas, pero había cometido el error de ceñirse a los parámetros del gótico, alejándolas en el tiempo y el espacio. Las mejores en este género surgidas de su pluma son aquellas en las que se ciñe a su época y a los ambientes y paisajes que tan bien conocía. Es así como consigue introducir lo fantástico e irreal con plena efectividad en el mundo cotidiano, retratado con tal viveza que surge de las páginas.
Pero no es sólo realismo lo que impera en este cuento, sino una comprensión del efecto y las causas del fantástico en literatura, y de cómo introducirlo progresivamente en la mente del lector.

(To Be Taken with a Grain of Salt)
En Historias de Fantasmas
Ed. Fontamara, col. Rutas
Barcelona, 1980 [1865]

Texto en castellano de Para Ser Tomado con una Pizca de Sal
Texto en inglés de To Be Taken with a Grain of Salt

btemplates