La Otra Cama, de E. F. Benson

Como indiqué en otra ocasión, incluir a Edward Frederick Benson en una antología que, en teoría, sólo incorpora a autores que "dieron en el clavo" una única vez es injusto, y así lo reconoce Javier Marías en su introducción a este relato. Benson ya ha aparecido por este blog, y su nombre aparecerá más veces, puesto que dentro de los escritores de cuentos de fantasmas clásicos fue uno de los mejores, capaz de rivalizar con M. R. James.
El propio Marías define La Otra Cama como «el más perfecto e irónico de cuantos de él [de E. F. Benson] he leído». Como opinión personal es respetable, y ciertamente su última frase es de las más irónicas que figuran en un relato de este tipo, pero me es muy difícil destacar uno de los relatos de Benson como el más perfecto suyo. Todos tienen un algo especial, un elemento característico que, para seguir con el juego de la antología, los hace únicos.
En este caso, y como suele suceder muchas veces en los relatos de fantasmas ingleses, Benson procede por acumulación. El protagonista ha ido a Suiza y se aloja en un hotel. Para su agradable sorpresa, le dan una habitación doble por el precio de una sencilla, puesto que el hotel está al completo.
Pero, ya en su primer contacto con la habitación, siente un irrefrenable deseo de cambiarse de cama, de no ocupar la que le han asignado; cosa que hace.
El efecto acumulativo se agranda poco a poco, con visiones entre sueños de una persona, que el protagonista identifica (erróneamente) con el camarero, que se mueve por la habitación, ordenando los objetos, pasando al baño a trastear con los utensilios de afeitar y afilando una navaja; con las llamadas a la puerta del camarero, una persona definida por otro de los huéspedes del hotel como "sensible", que trae una botella de whisky que el protagonista no ha pedido.
Y con estas visiones oníricas ampliándose cada vez más y con un crescendo de sensaciones de que esa habitación está ocupada por una presencia que no pertenece a nuestro mundo.
Hasta su gloriosa conclusión, una de las mejores que se han hecho en un cuento de fantasmas.
El relato en inglés lo pueden leer en el enlace al pie de esta reseña. En castellano, ya no está accesible en la edición de Siruela, pero Mondadori ha reeditado la selección, de manera que debería ser accesible (La ficha del libro se halla en este enlace.) Una buena ocasión para conocer, si no lo han hecho ya, a uno de los más finos autores de relatos de fantasmas clásicos, tan buenos que no han envejecido ni un ápice.


(The Other Bed)
En Cuentos Únicos
Ed. Siruela, col. El Ojo sin Párpado
Madrid, 1989 [1908]
Selección, prólogo e introducción de Javier Marías
Traducción de Alejandro García Reyes

Texto en inglés de The Other Bed

btemplates