Viaje a las Hormigas, de Bert Hölldobler y Edward O. Wilson

Se esté donde se esté (salvo en los polos), uno no tiene más que dar unos pasos para encontrarlas. Las hemos observado desde siempre y han despertado la curiosidad en nosotros desde niños.
Existen muchos motivos por los que estos seres sean tan estudiados y tengan una categoría propia especializada de científicos, los mirmecólogos. El primero es su omnipresencia, el segundo su misterio, puesto que si bien las vemos en la superficie, no podemos desentrañar fácilmente su vida en el subsuelo; y el tercero y principal, porque sabemos, sin casi ni tener información, que las hormigas son insectos sociales, y eso nos las hace particularmente cercanas.
La razón de este libro es tan extraña como su objeto de estudio. Los autores habían publicado en 1990 una monografía de 3,4 kg de peso, titulada The Ants. Sorprendentemente, este manual técnico se hizo un hueco en las listas de más vendidos y obtuvo un premio Pulitzer a la mejor obra de no ficción general.
Confortados por el éxito, Wilson y Hölldobler se dieron cuenta de que las hormigas representaban, no un mercado, sino un objeto de curiosidad permanente y general. Y así, escribieron este Viaje a las Hormigas. Se trata de un libro apasionante.
Es cierto que las hormigas presentan una variedad de comportamiento inusitada: las hay pastoras de pulgones, jardineras de hongos, legionarias marabuntescas, secuestradoras, tejedoras... Pero la verdad es que hasta la más simple y vulgar de ellas despierta la curiosidad. Sus reacciones en grupo, sus senderos de recolección, la mera observación de cómo una exploradora puede movilizar a sus compañeras, la defensa solidaria y sacrificada del nido, todo ello es observable y observado por cualquiera que desee acceder a un espectáculo inagotable. No siempre, sin embargo, es observable lo que sucede fuera de nuestra vista, no digamos ya comprensible, y ahí es donde empieza de verdad este Viaje a las Hormigas, en el que, con lenguaje claro y una indudable dedicación al espíritu divulgativo, los autores siguen paso a paso, variedad a variedad, ambiente a ambiente, a estos superorganismos fascinantes e inmensos. Todo es tratado en el libro, tanto los métodos de comunicación como la vida íntima y las rivalidades, la alimentación o las relaciones con el exterior. Y todo es motivo de interés para el lector.
Viaje a las Hormigas representa uno de los mejores libros de divulgación científica jamás escritos, en tanto no sólo proporciona respuestas, sino que estimula la curiosidad por las preguntas. Después de leerlo, el lector no volverá a tener la misma visión de esos seres que nos acompañan en todo lugar. Y es seguro que se detendrá a contemplarlas comprendiendo mucho mejor qué hacen.

(Journey to the Ants. A Story of Scientific Exploration)
Crítica / Grijalbo Mondadori
Barcelona, 1996 [1994]
Trad. de Joandomènec Ros

Portada y sinopsis de la edición norteamericana

btemplates