Jazz Porque Sí: Duke Ellington en Newport 1959

Desde que Duke Ellington volviera a colocarse en la cresta de la ola del mundo del jazz gracias al histórico concierto de Newport en 1956, fue invitado al festival casi cada año, para delicia de los que acudieron a verlo, y goce también de los que podemos escucharlo en estas grabaciones.
El concierto de 1959 es uno de los que más me gustan. En ocasiones anteriores habíamos visto a Ellington y su banda en Newport homenajeados, a Ellington homenajeando a su banda, haciendo variaciones sobre su música, pero este es un concierto directo, enorme, a gran ritmo, con mucho buen humor y un gran disfrute por parte de los miembros de la banda y, por tanto, del público.
Ellington escoge subir al escenario con dos baterías. Esta es una combinación poco frecuente, supongo que porque se necesita que ambos estén muy bien compenetrados, pero cuando funciona (y el mejor ejemplo es la Clarke-Boland Big Band, en la que Kenny Clarke y Kenny Clare constituyeron un dúo de percusión difícilmente superable, a mi gusto) proporciona una potencia y un empuje casi sin igual en el mundo del jazz. Y en este caso el dúo percusivo de Sam Woodyard con Jimmy Johnson funciona a la perfección, como tendrán oportunidad de comprobar.
Tras la introducción clásica con el Take the A Train, Ellington se arrancará con una suite escrita especialmente para la ocasión, Idiom 59, que es una de esas pequeñas joyas de la composición que Ellington nos regalaba periódicamente. Después vendrá un clásico, pero impecable e inmortal Rockin' in Rhythm; a continuación, Flirty Bird, pieza de la película Anatomía de un Asesinato, en la que Johnny Hodges vuelve a bordar la interpretación con el alto. Tras ella, un Perdido muy interesante, a lo que sigue un Cop Out que recuerda la gesta de Paul Gonsalves con Diminuendo and Crescendo in Blue en 1956. El tema es muy bueno, con la orquesta funcionando a todo tren y Gonsalves improvisando sin límite. Entonces se interpretará V.I.P.'s Boogie, en la que la estrella será el clarinete de Jimmy Hamilton. Sigan leyendo.




El programa rememora las piezas anteriores, Cop Out y V.I.P.'s Boogie, y entonces prosigue con un Jam with Sam, en el que Ellington aprovecha para ir presentando a los miembros de la orquesta, incluyendo al ocasionalmente incorporado Andrés "Merenguito" Ford, en cuanto hacen sus solos. Llega la hora de los baterías: Skin Deep, en el que Johnson y Woodyard componen unos dúos de solos a la batería memorables. El concierto se cierra con Things Ain't What They Used to Be, de Mercer Ellington, y con Jones, una pieza simpática que Ellington aprovecha para despedir el concierto y hacerlo con buen humor, enseñando al público cómo chasquear los dedos de forma "cool" en jazz.
Como siempre, gracias al Cifu por los comentarios y por traernos esta música enormemente disfrutable.



Nota para la audición: Si el reproductor de RNE fallara, cosa que sucede con demasiada frecuencia, y no se mostrara bien en su pantalla, debajo de la caja del reproductor hay una serie de enlaces. Clicando sobre el último de ellos aparecerá la pantalla de los podcasts de Jazz Porque Sí, con un reproductor que, esta vez sí, reproducirá a la perfección el programa.

btemplates