Pequeño Gran Hombre, de Arthur Penn

SESIÓN MATINAL

(Little Big Man); 1970

Director: Arthur Penn; Guión: Calder Willingham, basado en la novela de Thomas Berger; Intérpretes: Dustin Hoffmann (Jack Crabb), Martin Balsam (Sr. Merriweather), Faye Dunaway (Sra. Pendrake), Jefe Dan George (Old Lodge Skins), Richard Mulligan (General George Armstrong Custer), Jeff Corey (Wild Bill Hickok); Dir. de fotografía: Harry Stradling; Música: John Hammond; Diseño de producción: Dean Tavoularis.


Con el pretexto de contarnos las peripecias del último superviviente de la batalla de Little Big Horn, Arthur Penn aprovecha esta película para realizar un paseo desmitificador y satírico por todos los tópicos y mitos del Oeste Americano. El superviviente en cuestión está interpretado por Hoffman, y su personaje vive siempre a caballo de los dos mundos de esta época, el de los blancos y el de los indios.
Es una película notable. Sus momentos de humor funcionan, y lo que tiene que decir sobre ambos mundos que buscan eclipsarse entre sí es efectivo y razonablemente bien expresado.
Como comedia, además, tiene momentos impagables, como los del encuentro del protagonista con Wild Bill Hickok; y como drama, las escenas de la aniquilación del campamento indio tienen una fuerza inusitada. Llena de detalles, como la similitud, más que inquietante, entre los "contrarios" de los sioux y el general Custer, un contrario en sí mismo, es decir, un loco, pero claro, un héroe nacional (o por lo menos alguien que va camino de convertirse en un héroe como protagonista de la aniquilación de su regimiento).
Pese a todo esto, que es meritorio, en el apartado de actores quien se lleva la palma es el Jefe Dan George, que está inmenso. Tanto como para ser el único de los intérpretes, principales y secundarios, que fue nominado al Oscar.
Una película sorprendente, fresca hoy día y mucho más que una simple comedia.

Tráiler:

btemplates