Two Suns Setting, de Karl Edward Wagner

En The World Fantasy Awards, vol. 2
Doubleday & Co., col. Science Fiction
Garden City (Nueva York), 1980 [1975]
Ed. de Stuart David Schiff y Fritz Leiber

La fantasía heroica, la sword & sorcery, tiene unos márgenes muy limitados, unos clichés muy concretos, de modo que es fácil que resulte repetitiva. Cosa que puede gustar a cierta clase de público, así como los niños gustan de la reiteración en los cuentos infantiles; se trata de un fenómeno, el de la repetición de lo ya conocido y familiar, que es bien comnocido y que remite a la anticipación de las emociones que provoca el relato ya sabido. Eso sí, esto no es ni bueno ni malo, y la evaluación de este tipo de literatura tiene que basarse en la calidad narrativa en sí.
Por suerte, y a pesar de estos límites fijados, los buenos autores son capaces de evitar el cliché y producir relatos que los superan, siendo los casos mejores los de Fritz Leiber y Michael Moorcock.
Karl Edward Wagner, con su serie de narraciones sobre Kane, es uno de estos autores que comprenden tan bien el género (ha sido editor de la serie Conan) que saben cómo dar el paso adelante requerido para salir del estereotipo. Kane es un antihéroe, un personaje que carag con una maldición, condenado a vagar eternamente, y es un personaje ilustrado, civilizado y que no tiene que recurrir en exclusiva a la espada para solucionar cualquier situación.
En Two Suns Setting [Dos Soles Poniéndose], Kane, en su eterno vagar, ha huido de la civilización y atraviesa un desierto evitando los lugares donde su nombre pueda ser reconocido. En esa desolación, encuentra a un miembro de la raza de los gigantes, Dwassllir, una raza que desaparece de la faz de la tierra. Tras un debate sobre los tiempos antiguos y el declive de los gigantes, Dwassllir cuenta a Kane que anda en la búsqueda de la tumba del antiguo rey y de su corona, con la esperanza de que, si la encuentra y puede retornarla a su pueblo, alguna chispa del antiguo orgullo pueda revitalizar el espíritu de sus congéneres. Y le ofrece a Kane que le acompañe.
Una vez encontrada, el gigante y Kane hallarán unas cavernas donde se enfrentarán a los animales prehistóricos con los que los gigantes tuvieron que luchar en tiempos antiguos para levantar una civilización.
Y pese a que es esta épica la que parece ocupar la parte central, esta novela corta transporta la suficiente emoción fuera de los combates como para decir que cumple con sus objetivos yendo algo más allá del modelo de la fantasía heroica. Wagner fue un autor que conocía estas limitaciones y las asumió para superarlas. Algo que la propia fantasía heroica agradece.

Texto en inglés de Two Suns Setting

btemplates