Cayo Largo, de John Huston

SESIÓN MATINAL

(Key Largo); 1948

Director: John Huston; Guión: Richard Brooks, John Huston, basado en la obra de teatro de Maxwell Anderson; Intérpretes: Humphrey Bogart (Frank McCloud), Lauren Bacall (Nora Temple), Claire Trevor (Gaye Dawn), Edward G. Robinson (Johnny Rocco), Lionel Barrymore (James Temple), Thomas Gomez (Richard "Curly" Hoff), Marc Lawrence (Ziggy); Dir. de fotografía: Karl Freund; Música: Max Steiner.

Una película tremendamente inteligente y con momentos de una tensión insoportable. Frank McCloud (un Bogart impecable y a grandísima altura) ha ido a Cayo Largo a presentar sus respetos a la familia de un compañero que murió en su unidad durante la Segunda Guerra Mundial. Es recibido allí por su viuda (Bacall) y su padre (un Lionel Barrymore en silla de ruedas, no tanto por exigencias del guión como porque ya estaba muy enfermo, y que realiza el último gran papel de su vida). Pero no tardan en complicarse las cosas cuando una banda de gángsters (capitaneada por un Edward G. Robinson que alcanza una cumbre en su papel de malvado) los mantiene secuestrados en espera de que el huracán que azota la zona pase y puedan seguir su huida.
El genio de Huston en la dirección de una situación claustrofóbica, que depende en gran parte de la interpretación de los actores y de la elección de los encuadres, se ve reforzada por la fotografía de Karl Freund, que acompaña las escenas con un hálito de tragedia. Y un guión extraordinariamente inteligente convierte una situación estereotipada y ya vista cien veces en algo nuevo: Los maltratos de Robinson a una Claire Trevor que obtuvo un Oscar por este papel, y los desafíos a los presentes mediante el cortejo descarado a Bacall son desencadenantes típicos, pero los elementos que proporcionan más tensión son los de un Barrymore valiente pero clavado en su silla de ruedas, que sólo puede defenderse verbalmente y por el que el espectador teme cada vez que se enfrenta a Robinson. Pero sobre todo la presencia de un Bogart que, después de su paso por la brutalidad de la guerra, tienen muchas reticencias en recurrir a la violencia. Algún crítico ha definido la postura de su personaje durante este estadio como "hamletiana", y no le falta razón.
El desenlace será violento como el huracán que azota los cayos, en una película tensa, cerrada y sofocante como debe ser.

Tráiler:

btemplates