El Desbarrancadero, de Fernando Vallejo

Santillana Eds./Alfaguara
Madrid, 2001 [2001]

La literatura tiene muchas voces y muchos tonos. Uno de los menos empleados es el de la cólera. Fernando Vallejo lo emplea, y a conciencia.
Narrada en una irreductible primera persona, en teoría esta novela, que lo es pero no lo es, se centra en la muerte por sida de su hermano Darío. He dicho que es pero no es una novela, pero eso no es del todo exacto; novela lo es, pero lo que es impreciso es hasta qué punto es ficción y hasta dónde es realidad. Por ejemplo, en la portada figura una fotografía de infancia del autor con su hermano Darío, una fotografía que es descrita en detalle en el texto. Y así, queda la duda de hasta qué punto esa familia existe y de si lo que se describe en la novela es real o no.
No es que importe demasiado. Muchas veces se concede una importancia excesiva al testimonio personal, como si fuera más valioso que la ficción y olvidando que todo testimonio, precisamente por ser personal, conlleva un grado de ficción, voluntaria o involuntaria.
En cualquier caso, es la voz lo que interesa, puesto que es indivisible de lo que se relata, y es la voz de un hombre irritado. Disparando hacia todo y contra todo: la familia, la reproducción, Colombia, latinoamérica, el Papa, la vida, la muerte, la sociedad y todo aquello que se cruza por delante, resultaría difícilmente soportable si no fuera por el empleo de múltiples tonos dentro de esta irritación: la fabulación, el sarcasmo, la rememoración, la metáfora, etc.
Es evidente que este tipo de diatribas son un género poco popular, y buena prueba de ello es cómo se encarga de ocultar el tono del libro la contraportada, pero, como he dicho, la literatura no siempre tiene que tener distanciamiento ni reconocerse sólo en la narración "benéfica". El autor ha sido comparado a Thomas Bernhard, en el sentido de que éste también era un hombre irritado sin tapujos, sobre todo con Austria, pero más allá de esto no es posible calificar a Vallejo de imitador; irritado sí, pero propio, también. Su literatura puede gustar, sobre todo en pequeñas dosis, pero es probable que cause rechazo. Más allá de la mera provocación, la narrativa de Fernando Vallejo tiene virtudes suficientes como para prestarle atención. Porque no pretende irritarnos, sino que nos irritemos contra el mundo. Si lo consigue, será porque algún motivo objetivo para la cólera habremos descubierto.

Portada y sinopsis

btemplates

6 comentarios:

mario skan dijo...

No leí nada de Fernando Vallejos todavía, ganas no me faltan. Vi La virgen de los sicarios y me pareció muy buena, emparentada con esa otra película, un tanto hollywodense Rosario tijeras. Dicen que su prosa es filosa igual que sus declaraciones.
Saludos Lluís.

capriyunliuz dijo...

interesante!....muy informativo!....buen post..tc

Lluís Salvador dijo...

Hola, Mario:
Me ganas en cinematografía por goleada. No conocía a Fernando Vallejo, pero este blog tiene vocación de errante, de modo que se nutre de decenas de fuentes, cuanto más erráticas mejor, para diversificar lecturas... Esta es recomendación de un bibliotecario, y como digo, no le soportaría (ni creo que nadie) tres libros seguidos, pero de tanto en tanto uno me parece hasta sano. Y no he escuchado sus declaraciones, pero como sean la mitad de lo que vierte en la novela, uno se puede ir preparando: reparte a derecha, izquierda, centro, frente y espalda, y no sólo en términos políticos, sino totales. Un hombre irritado. Pero la irritación también cuenta.
Un saludo!

Lluís Salvador dijo...

Hola, Capriyunliuz:
Gracias por comentar y pasar por aquí, y por los elogios, claro.
Un saludo!

emiliorestrepo dijo...

A los que quieran saber más sobre el buen momento de la novela negra en Colombia, les recomiendo estas lecturas. Gracias por el gran apoyo que nos han venido dando.

http://otrolunes.com/30/otrolunes-conversa/una-literatura-al-margen-de-las-exigencias-del-mercado-o-la-industria-cultural/

http://www.librosyletras.com/2012/09/entrevista-emilio-restrepo.html

http://www.emiliorestrepo.blogspot.com/search/label/Novela%20Negra

Emilio Alberto Restrepo

Lluís Salvador dijo...

Hola, Emilio:
Gracias por los enlaces informativos, y por la atención que tú nos prestas y tienes con los lectores.
Saludos!