Els Grans Viatges de Zheng He, edición de Dolors Folch

Museu Marítim de Barcelona/Angle Editorial
Barcelona, 2008 [2008]
Versión catalana, castellana e inglesa.

«En el primer tercio del siglo XV, grandes barcos chinos, enviados por el emperador Yongle y mandados por el eunuco Zheng He, recorrieron mares y océanos de forma continuada durante treinta años, anclando las naves desde Malasia y Java hasta las costas de Arabia y África. Zheng He convirtió el océano Índico en un mar chino hasta que, a su muerte, la enorme flota, formada por 255 grandes barcos y tripulada por 27.500 personas, desapareció para siempre.»
Este es el enunciado de la exposición de la cual este libro (que incluye, además del original catalán, las versiones castellana e inglesa) es catálogo y algo más.
Curiosamente, se sabe muy poco sobre Los Grandes Viajes de Zheng He, así como sobre su protagonista, de modo que ya la sola reunión de datos sobre ellos ha representado un tour de force descomunal, resuelto con una maestría y rigor que sorprende y encandila.
Asombran, sobre todo, las cifras de las expediciones: las distancias, la velocidad de crucero, las singladuras, las tripulaciones, el tamaño de los barcos (de hasta nueve mástiles).
Más allá de esto, sorprende también el contacto de culturas y el sincretismo (muy propio de la cultura china) con las religiones islámicas, nestorianas, maniqueas, etc.
En un libro compuesto por los capítulos "Los Mares de Zheng He", "Qué se Sabe y qué no se sabe de los Barcos de Zheng He", "Zheng He y la Importación de Productos y Animales Exóticos hacia China" y "Yongle, un Nuevo Modelo de Mecenazgo Imperial", los autores consiguen una auténtica inmersión en el mundo chino de la época, en una exposición clara y completa que va más allá de la mera anécdota y que se vuelve apasionante no sólo para el sinólogo sino para el público en general.
Como dice Dolors Folch, «Lo que sí podemos afirmar es que los viajes de los portugueses cambiaron el mundo y los de Zheng He no lo hicieron: y finalmente es el motivo por el cual unos tuvieron continuidad y los otros no».
Todo lo cual es cierto. Pero no es óbice para que la historia de estos viajes sea apasionante, asombrosa y demostrativa de la capacidad china, aunque ésta se quedara en poco más que una demostración de fuerza llevada a cabo durante treinta años; la grandeza de imaginar, en el siglo XV, una flota de un cuarto de millar de barcos apareciendo frente a las costas de tierras tan lejanas convierte esa visión en algo descomunal que no puede por menos de intrigar y provocar el asombro.

Portada i sinopsi (en català)
Portada y sinopsis, así como enlace al Museo Marítimo de Barcelona

btemplates