Poesía y Fútbol


Las relaciones entre la literatura y el deporte han sido siempre difíciles, sobre todo desde que la intelectualidad determinó que las manifestaciones literarias tenían que ser de una espiritualidad pura, alejándose de cualquier veleidad física y terrenal, probablemente por menosprecio al sudor, obviando que éste suele ir acompañado de la sangre y las lágrimas, en palabras de Winston Churchill, y eliminando esos himnos olímpicos de Píndaro, populares en la Grecia clásica.
Por fortuna, esta percepción ha ido cambiando con el tiempo. Cierto es que, en Barcelona, las cosas han sido más fáciles. La imbricación del Fútbol Club Barcelona con la sociedad ha sido una, por motivos políticos, sociológicos y de otra índole, muy alta, de modo que el Barça siempre ha sido parte integrante de la sociedad civil y, a su vez, el Barcelona ha respondido a esta pertenencia de forma probablemente única. Prueba de ello son los carteles del 75 y el 100 aniversario, obras de Miró y de Antoni Tàpies; el que sea un club que adquiere regularmente obras de arte relacionadas con el fútbol y que ha organizado una bienal artística; la letra de su canto (que no himno), obra del escritor Josep Mª Espinàs. Y otras muchas.
El ayuntamiento de Barcelona, con buen criterio, ha puesto en la fachada lateral de un edificio un caligrama (que pueden ver en la imagen), obra de Carles Sindreu i Pons, titulado Futbol ed. 1928, en una de las calles frente al Camp Nou (uno de los estadios más bellos del mundo, arquitectónicamente hablando, y uno que, si levanto la vista desde la biblioteca en la que escribo esto, puedo ver), que dice así:
Amb el llavi esquinçat
l'ironia
ara un home ha blocat
[Con el labio rasgado
la ironía
ahora un hombre ha blocado]
tres versos intercambiables con sentido que resultan oportunos en su grafismo, significado y localización.
Pese a su normalización, sigue chocando esta unión del fútbol y el poema. Y eso incluso después de que Rafael Alberti dedicara su Oda a Platko (a la que homenajea este caligrama; esta Oda se publicó en 1928) a ese portero del FC Barcelona:
Ni el mar,
que frente a ti saltaba sin poder defenderte.
Ni la lluvia. Ni el viento, que era el que más rugía.
Ni el mar, ni el viento, Platko,
rubio Platko de sangre,
guardameta en el polvo,
pararrayos.
No, nadie, nadie, nadie.
Camisetas azules y blancas, sobre el aire.
Camisetas reales,
contrarias, contra ti, volando y arrastrándote.
Platko, Platko lejano,
rubio Platko tronchado,
tigre ardiente en la yerba de otro país.
[...]
Si alguien se resiente de esta entrada, lamento decirle que la escribo muy a gusto, acompañado del espíritu de Sindreu, Alberti, Eduardo Galeano, Vázquez Montalbán, Javier Marías, Manuel Rivas, Sergi Pàmies, Lluís Permanyer, Espinàs, Serrat y muchos otros. Y la escribo también porque, justamente hoy, empieza a rodar el balón. A rodar en serio, quiero decir: empieza la Copa de Europa y juega el Barça. Hoy empieza una aventura que puede ser dramática, o épica, poética tantas veces que ya conquistó el año pasado a un dramaturgo, Sergi Belbel, para el fútbol.
Y si siguen creyendo que exagero con la poética del fútbol, pregúntenle a Serrat. Hablando de Kubala, él decía: «Permitidme glosar la gloria de estos hechos / como lo hacían unos años atrás los griegos».
De la fotografía: © 2009, Daniel González Martín. Todos los derechos reservados.

btemplates

9 comentarios:

Mannelig dijo...

Qué curioso, aparte de las referencias poéticas y musicales que mencionas, no recuerdo ahora mismo títulos donde el fútbol sea el escenario o parte de la trama, especialmente en la novelística. Y digo curioso, porque se trata prácticamente del icono de nuestra época.

En fin, a ver si este año los del Camp Nou dejan algo para los demás, caramba, que no hay que acaparar...

Asterión dijo...

Al menos ustedes en España tienen fútbol, pues lo que sucede regularmente en algunos terrenos llamados canchas en Costa Rica es una calamidad, jeje.

Saludos.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Mannelig:
Tienes toda la razón. Hay unos "Cuentos de Fútbol" en Alfaguara, pero uno sospecha (no los he leído) que fueron escritos para la ocasión. Y, que yo recuerde, nada más. Salvo (si es que se puede relacionar con el fútbol, salvo por la profesión de su protagonista) "El Miedo del Portero ante el Penalty", de Peter Handke (película de Wim Wenders). Y, bueno, es semi autobiografía, pero a veces parece una novela: "Fiebre en las Gradas" de Nick Hornby. Muy británico, pero merece la pena leerlo... si a uno le gusta el fútbol.
Y, tranquilo, lo de este año no lo ha repetido al año siguiente nadie, de modo que algo quedará. Pero sigo confiando en dos de tres o en uno de tres...
Un saludo!

Hola, Asterión:
Tampoco vamos muy sobrados aquí, ¿eh? Gracias al Barcelona, la incorporación al fútbol (y no al pelotazo) del Sevilla y algunos otros equipos, como el Villarreal. Parece que la idea de jugar va calando.
Y, no exageres. Algo de futbol se verá en Costa Rica. Hasta un jugador tico estuvo a punto de estar en el Barça (no pasó el corte, pero hoy es internacional de vuestra selección. Lamento no recordar el nombre, pero es localizable, hace unos dos meses estuvo lesionado y se perdió el primer partido de la clasificación en la CONCACAF para el mundial).
Un saludo!

Asterión dijo...

Sinceramente, debo decir que estamos muy mal en materia balompédica.

Ahora, no sé si tenés noticia, pero Alejandro Morera Soto, el Mago del Balón, alajuelense como yo, jugador del glorioso equipo de la Liga (Deportiva Alajuelense), cuyo glorioso estadio lleva hoy su nombre, jugó para el Barcelona en los años 30, y también para el Hércules de Alicante.

Saludos.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Asterión:
Pues, no tenía constancia de que fuera costarricense. No es que lo haya visto jugar, mi memoria balompédica se remonta a mediados-finales de los sesenta, pero cuando le he visto la cara lo he reconocido de inmediato, porque fue uno de los más caricaturizados en la prensa deportiva de la época, caricaturas que son consideradas obras fuera de serie en su clase.
Homenaje a Alejandro Morera en la web del FC Barcelona

Uno nunca acaba de conocer cosas...
Gracias por el dato, y un saludo!

Si Argentina no va al mundial dijo...

Mírate este video!

(Viejo con árbol)

http://www.youtube.com/watch?v=hjfMEFMTaTY

Lluís Salvador dijo...

Hola Si Argentina no va al mundial (que esperemos que sí, porque un mundial sin Argentina no es lo mismo):
A Fontanarrosa se le echa de menos incluso en España, a pesar de que nos llegaba poco y disperso.
Y estas historias que emiten en canal 7, y esta en concreto, tienen todas esas cualidades que apreciábamos en él: el desarrollo genial hasta un crescendo inesperado y humorístico, un estilo sardónico inimitable y una reflexión a posteriori.
¡Genial!

No te he dado la bienvenida, pero lo hago ahora, junto con el agradecimiento por este aporte.
Por cierto, me ha gustado el humor de tu blog; espero que tenga éxito y que sirva para encarar triunfos o derrotas con una sonrisa.
Un saludo!

Carmen dijo...

Ya lo dijo mi querido Juan Villoro: Dios es redondo. Mira acá:http://www.azcentral.com/lavoz/deportes/articles/052006villoro-CR.html

Lluís Salvador dijo...

Hola, Carmen:
Y no sólo Juan Villoro (Duque de Nochevieja de la Isla de Redonda) es quien ha sabido captar esta ritualidad antropológica. También Vázquez Montalbán, en su época, en un artículo que, si mal no recuerdo, se titulaba "Los Dioses de la Tribu" asimilaba la nueva religión al fútbol. Y no les faltan razones, no. Como dijo no sé quien, se cambia de trabajo, se cambia de residencia, se cambia de esposa/o, se cambia de religión o creencia, se cambia de ideología, pero no se cambia jamás de club de fútbol.
Gracias por el aporte, y un saludo muy cordial, como siempre!