Marea Minvant, de Robert Louis Stevenson

(The Ebb-Tide)
Edhasa, col. Clàssics Moderns
Barcelona, 1990 [1893]

Stevenson empezó a escribir La Resaca en Honolulú en 1889. La historia nos presenta a tres náufragos de la vida, que por diversas causas han acabado en la miseria y diversos grados de abyección, en Tahití. Cuando todo parece perdido para estas tres personas, tan distintas y a las que sólo unen los lazos que la solidaridad del hambre parece trazar, se les presenta una, en apariencia, última oportunidad: Una goleta entra en el puerto con un cargamento de champaña y la bandera amarilla de "enfermedad a bordo" izada. Su capitán, primer oficial y marinero jefe han fallecido por la viruela y, por miedo, nadie se atreve a hacerse cargo del mando y llevar el barco al puerto de Sidney; de modo que el cónsul no tiene más remedio que confiársela a los tres protagonistas.
¿Oportunidad? Sí, pero el mal trabaja. El plan que acuerdan los tres es hacerse con el barco, llevarlo al Perú y vender su cargamento allí en beneficio propio.
No voy a seguir más allá con el argumento. Stevenson nos guarda un buen número de sorpresas en esta novela. Sólo tengo que decir que es una historia sabiamente narrada, con una caracterización minuciosa y progresiva, unas descripciones necesarias y justas y un ritmo vivo y absorbente. Algo que no debería extrañar en el autor de La Isla del Tesoro o Dr. Jekyll y Mr. Hyde.
Algunos consideran La Resaca una obra menor en la producción de su autor. Es cierto si la comparamos con los dos monumentos narrativos antes citados. Pero no es menos cierto que cualquier otro autor de la época que hubiera escrito La Resaca se hubiera ganado un puesto propio en la literatura universal. Leerla, por muchos motivos, no es en absoluto un tiempo perdido.

btemplates

4 comentarios:

Asterión dijo...

Pues la historia suena atractiva, como suele suceder con Stevenson.

Yo particularmente no soy muy adepto a "La isla del tesoro", sí me parece muy buena "Dr. Jeykill y Mr. Hyde" y magnífica "El diablo embotellado".

Lluís Salvador dijo...

Hola, Asterión:
¡Arrrgh! ¡El Diablo de la Botella! ¡Es buenísima! De hecho es tan buena que está en la lista para ser reseñada. Y así la releo.
Y no estoy en absoluto de acuerdo contigo con respecto a La Isla del Tesoro. Serán cosas de la infancia, pero me encanta. También la defenderé aquí, tarde o temprano...
Un saludo!

Andrómeda dijo...

A mí también me gusta mucho El diablo de la botella, al menos es de los relatos que más recuerdo (es uno de los Cuentos de los mares del sur , ¿no?) Y bueno, el interés que ha suscitado, a través del tiempo, la historia de Dr. Jekyll y Mr. Hyde es indiscutible; hay un trasfondo psicológico interesantísimo ahí.
Justamente acabo de comprar El club de los suicidas y otros cuentos.
No conocía este libro, gracias Lluís. :)

Lluís Salvador dijo...

Hola, Andrómeda:
En efecto, El diablo de la botella es de ese libro, o para ser más exactos, de Island Nights' Entertainments, que ha sido traducido en castellano como Cuentos de los Mares del Sur o Noches en la Isla.
Y completamente de acuerdo en el trasfondo del Jekyll & Hyde. Todavía més si pensamos que fue escrito antes de Freud... :)
En La Resaca hay también un trasfondo cristiano notable (que es mucho más marcado en sus Ensayos sobre el Arte de Escribir), pero que no obstaculiza en absoluto la narración.
Feliz lectura!