El Asombroso Viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza

Ed. Seix Barral, col. Biblioteca Breve
Barcelona, 2008 [2008]

Eduardo Mendoza es un practicante asiduo de la literatura humorística con estilo propio, que combina el humor suave con el absurdo y la sátira de costumbres, siempre empleando un lenguaje falsamente grandilocuente (puesto que es sólo un recurso estilístico, y no un defecto).
En este caso se trata de la historia del ciudadano romano del título que, en un viaje en busca de manantiales milagrosos (y que tienen un efecto desastroso en su organismo, y desagradable para quienes le rodean), se ve envuelto en una intriga policial en Palestina. El rico Epulón ha sido asesinado en Nazaret, y el principal sospechoso, un tal José, será ejecutado en cuanto él mismo acabe de fabricarse su propia cruz. Su hijo, Jesús, encarga a Pomponio que investigue el crimen y pruebe la inocencia del carpintero.
El recuerdo de la Vida de Brian es inevitable, y algo de eso hay, pero ahí se detiene la semejanza y Mendoza ejerce su magisterio de forma independiente y habitual en él, es decir, con gracia.
Se ha dicho que con esta novela Mendoza carga contra ciertas novelas hoy muy en boga (del tipo Código Da Vinci), y es cierto, pero también satiriza las novelas de detectives históricas (como las aventuras de Marco Didio Falco, una serie que ha acabado por morir de éxito), las novelas históricas en general, la historia sagrada y la novela detectivesca tradicional. Todo ello, como acostumbra, con una erudición más que notable, un empleo del lenguaje rico y original y un sentido del humor envidiable.
Como siempre, se pueden establecer gradaciones entre las novelas de Mendoza, y ésta no figura entre las excepcionales, cierto, pero Eduardo Mendoza cumple siempre lo que promete: se trata de una novela divertida, y el lector la recorre con una sonrisa en los labios y unas cuantas y sinceras carcajadas (a diferencia de otras llenas de promesas incumplidas, como esa pretendida novela de humor de William Boyd, Un Buen Hombre en África). Por eso, y por la escasez crónica que tiene el género humorístico en nuestro país, una novela de Mendoza siempre es una buena noticia.

btemplates

16 comentarios:

Asterión dijo...

Opción 1: dejar de leer este blog, así uno no se martiriza con lo que no ha leído o no ha llegado a determinado país.

Opción 2: seguir leyendo este blog y asumir que con las reseñas la "tarea" está cumplida. De todos modos, seguro que eso es lo que hacen los libreros, mientras cargan las maletas con The da Vinci Code.

Saludos.

P. D. Opción 3: ver de nuevo La vida de Byran.

Carolina Lozada dijo...

Hola Lluís:
Hablando de escritores y humor,pienso en Quim Monzó. Son muy divertidos sus relatos, aunque a veces abusa con los cuentos clásicos, pero en general disfruto mucho su imaginación, soltura y esas historias que inventa.
Saludos

Andrómeda dijo...

Las opciones de Asterión me llevaron a de inmediato a la página de mi librería y afortunadamente lo tienen en Seix Barral.
Yo tenía apuntado "El misterio de la cripta embrujada", pero no lo tienen. Ejemmm..., claro que ya me lo bajé de internet, junto con "La ciudad de los prodigios". :)

¡Saludos!

qualid dijo...

Hola!
veo que te gusta la literatura y conozco una página que promociona proyectos de este y mas estilos y creo que podría interesarte, se llama qualid, y podrás encontrar joyas tan valiosas como rafael sarmentero, poeta:
http://qualid.es/?id_pre=38
un saludo
a ver si te gusta

Magda RB dijo...

Hola Lluis y al resto: Yo leí "El misterio de la cripta embrujada" que me encantó y también "La ciudad de los prodigios" que no me gustó demasiado, tal vez pq el desalmado protagonista me caía mal, pero no la disfruté. He leído aventuras detectivescas en la Roma antigua pero no se si son las que citas Lluís, no me acuerdo del nombre del protagonista pero me gustaron mucho. Y leí también "Un buen hombre en África" y me encantó, la recomiendo mucho personalmente...

Asterión, hago una propuesta 3: seguir leyendo el blog y escoger algunos títulos para ir leyendo pero por supuesto imposible leerlos todos... A parte queda que cuando Lluís decía si pasar a tres post por semana yo dije SIIIIIIIIIIIIIII!!!!!!! :)

Un saludo!

Lluís Salvador dijo...

Hola, Asterión:
Opción 1: ¡No me hagas esto! Que no quiero prescindir de lectores... :)
Opción 2: No todos los libreros, que todavía queda vocación, y muchos pasan las noches leyendo de claro en claro y los días de turbio en turbio. Y seguir leyendo este blog, por supuesto, imprescindible, no faltaba más...
Opción 3: Por supuesto, y varias veces, si es conveniente.
Y, hablando en serio, estas reseñas se orquestan como lista de sugerencias. Almacénalas si quieres, guárdalas en la memoria si te llaman la atención. Así, si después ves un libro que he comentado y lo lees en lugar de que pase desapercibido, pues misión cumplida. Y después siempre puedes abroncarme por haberte hecho dejar el dinero en ese libro. La vida del crítico/reseñador es muy dura...

Hola, Carolina:
Bienvenida, y siéntete como en tu casa con completa libertad para comentar, sugerir, proponer o lo que se te ocurra.
Por supuesto que Quim Monzó tendrá que aparecer más tarde o temprano en este blog (espero que temprano), y no sólo como "humorista", aunque sus relatos y novelas contienen o están teñidos de humor, sino como el gran escritor que es, con un estilo propio (en el que hay influencias detectables, cómo no, pero que en él han confluido en una narrativa muy personal). Sigue pasando por aquí y lo verás reseñado. Y desde aquí avalo personalmente tu recomendación. Los lectores no catalanoparlantes tienen unas buenas traducciones en Anagrama.

Hola, Andrómeda:
Ejem, ejem... El señor Mendoza no estará muy satisfecho, precisamente... Sin embargo, en ciertos casos de mala distribución (o de desaparición del mercado), que parece ser crónica en hispanoamérica, puede ser una solución provisional. Los lectores somos bastante fetichistas con los libros que amamos, y al final, compramos.

Hola, qualid:
Que haya suerte.

Hola, Magda:
Para mí, todo lo de Mendoza merece la pena, en mayor o menor medida, pero El Misterio, como La Aventura del Tocador de Señoras o Mauricio o las Eleccioneds Primarias son joyas del humor. Tal vez sólo me haya defraudado El Último Trayecto de Horacio Dos.
Respecto al Mendoza "serio" (¡como si escribir humor fuera una tontería!) merece mis respetos y caerá reseñado...
Y respecto a la propuesta, me reitero: no creo ni estoy convencido de que mis gustos (que son los que se reflejan en este blog) sean compartidos por todo el mundo. Por tanto, es una cuestión también de comprender que presento el elenco de mis lecturas (todos los libros se leen o releen especialmente para la ocasión) sólo para que mis lectores, amigos y comentaristas se hagan ideas del género, el tono y las virtudes (o no) de los libros. Y entonces, se leen, o se retienen en la memoria para leer, o, como dice Asterión, se dan por leídos (más de un crítico serio y de pro lo hace o lo ha hecho, y algún día contaré una anécdota sobre una sesuda reseña a la primera película de Francis Ford Coppola), bien sea porque se desechan, bien porque no interesan lo bastante. En cualquier caso, estas reseñas no caducan. Están en el blog. Y si dentro de dos días, dos meses o dos años alguien quiere comentar un libro que reseñé hace dos días, dos meses o dos años, encantado. Y si le ha gustado, más. Y si le ha gustado y de no ser por esta reseña no lo habría leído jamás, misión cumplida. Me sentiré ampliamente recompensado.

Un saludo a todos!

Carolina Lozada dijo...

Gracias por la bienvenida. Ya te he visitado en otras ocasiones, es más me la paso husmeando en este sitio. Sólo que lo hacía con mi otra identidad no tan secreta (los 500). Tienes buenas notas y buenas opciones ante las propuestas de Asterión.
Saludos.

Javier Fernández dijo...

Felicidades por el blog Lluis. Para un Mendoza menos humorístico, aunque no del todo exento, me atrevo a recomendaros "La isla inaudita". Saludos

dijo...

A mi no me gusta Mendoza.

Lluís Salvador dijo...

Hola, Carolina:
Claro, qué tonto, debería haberte reconocido... Pero siempre bienvenida, de todas maneras.
Un saludo.

Hola, Javier:
Bueno, Bienvenido. Te digo lo que a Carolina en un anterior comentario: siéntete libre de opinar, sugerir... como en tu casa, vamos.
No he leído La Isla Inaudita, de modo que no puedo acompañarte por el momento en la recomendación, pero gracias por la sugerencia, el comentario y la aportación.
¡Un saludo! En unos momentos te visito en tu blog.

Hola, , cuánto tiempo!
Ay, ¿y qué quieres que diga ante esto? Que tienes todo el derecho, y que comprendo incluso que no te guste, ya que en Sin Noticias de Gurb, por ejemplo, al lado de algunas cosas desternillantes hay otras que me irritan incluso como lector. Pero el balance es positivo. Y el humor es tan escaso...
¿No nos vamos a pelear ahora por esto, verdad, Sá?
¡Un abrazo!

Andrómeda dijo...

Así es Lluís, las versiones "online" no son las que más pueden satisfacernos, yo misma procuro evitarlas. Lo cierto es que empecé a necesitarlas cuando me registré en un foro literario: las recomendaciones eran tan diversas que no siempre encontraba todos esos libros (por mucho que las librerías de mi ciudad estén atestadas de novedades y reediciones).
Ahora mismo no he podido participar en un club de lectura de un libro de Donoso (El obsceno pájaro de la noche), que en Chile se vende como lectura escolar, y que aquí hace años no se reedita. :(

Magda RB dijo...

Hola Lluis,

Curiosidad: que hay en Sin noticas de Gurb que te irrita? Yo lo leí como algo ligero, me hizo gracia por ejemplo el extraterrestre que deja una propina desmesurada al encargado del lavabo del restaurante... Pero irritar?

Me da curiosidad que fue.

Un saludo,

dijo...

No! era por polemizar un rato.
Te leo casi siempre, pero no siempre te comento :)

Lluís Salvador dijo...

Hola, Andrómeda:
¿El Obsceno Pájaro de la Noche no se encuentra en México? Ay, pobre cultura, pobre literatura, pobre mundo... Y nosotros que íbamos a entrar en el futuro, con la globalización y el no hay distancias...
Y encuanto a e-textos, fotocopias y samizdat (que yo me había copiado en tiempos, a mano, capítulos de obras agotadas), si hay imposibilidad de encontrarlas por cauces normales, i. e. librerías y bibliotecas, entonces me siento con patente de corso para buscarme la vida por otros canales. :)

Hola, Magda:
Por supuesto, hay escenas demoledoras, la de la propina, la del licor de pera, el banco, el bar, los disfraces... ¿Irritarme? La aparición de Gurb. Para mí es un anticlimax, desmonta todo el tono de la narración; pasa a ser "otra cosa" y en mi opinión, peor. Gurb era necesario que apareciera para cerrar la narración definitivamente, con uno de esos finales cíclicos que tanto me gustan. Pero se lo podía haber ahorrado. Tal vez es que le faltaba un capítulo (se publicó por entregas en El País) y tuvo que improvisar.
Por cierto que ese fue un verano prodigioso en ese diario... La Sombra del Águila y Sin Noticias de Gurb. Como diversión no estuvo mal...

Hola, Sá:
Pues ya ves que casi lo has logrado :)
Pero también para eso estoy aquí...
Ya sé que estás por aquí en espíritu. Y lo mismo digo yo...

¡Un saludo a todas!

Olivia Güel dijo...

Yo también recuerdo ese verano, aunque no estoy segura del año, ¿1989? O ¿1990?
Exámenes de junio en la Universidad Central de Barcelona. Encaramados al árbol del jardín que está en la esquina de Gran vía y Aribau. Quedábamos para repasar los apuntes y acabábamos leyendo el capítulo de “Sin noticias de Gurb” que publicaba El País. Mi favorito junto a “El laberinto de las aceitunas”. Seguramente por motivos sentimentales. Otro momento que no olvido fue la charla sobre “Guerra y Paz” de Tolstoy que ofreció en la primera edición de Kosmópolis. Todo un honor haber asistido.

Salu2

Lluís Salvador dijo...

Hola, Olivia:
1991, si no voy equivocado.
Eduardo Mendoza, al que tengo el honor de conocer en persona, es un hombre tan apasionante y educado en las distancias cortas como en sus conferencias y charlas. En todo caso, siempre un placer escucharle (y leerle).
Un saludo!