La Muerte de Danton, de Georg Büchner

en Obras Completas
Ed. Trotta
col. La Dicha de Enmudecer
Madrid, 1992

Como es costumbre con las obras maestras, y esta es una que figura en cualquier canon que se precie, este drama puede tener varias lecturas.
Representada miles de veces, una obra de tatro como esta se presta a que los diversos montajes pongan énfasis en la visión que más interese al director de turno, sea ésta la política, la tragedia humana, la voracidad y autodestrucción de las revoluciones... De modo que, ante esto, suele ser a veces conveniente echar un vistazo al escrito original. No defrauda en absoluto.
La obra se estructura en una presentación del estado de cosas en la Revolución Francesa; la premonición de la muerte que acabará devorando a Danton y el fatalismo de éste; el juicio contra Danton; y la muerte del antiguo líder revolucionario.
Cada cual puede extraer sus conclusiones y aplicarlas como le convengan. Todas son válidas. Pero llamo la atención al respecto de los tres personajes principales: Danton, Robespierre y el pueblo. Y sobre el dilema de si la piedad es revolucionaria o no, de si es necesaria. De si la muerte es instrumento, fin o condenación: "Y si tuvo derecho a matar a uno, tembién tuvo derecho a matar a dos o tres. ¿O a más? ¿Dónde se para uno? Ahí están los granos de cebada; ¿forman dos un montón, tres, cuatro? ¿Cuántos entonces?"

btemplates