Heaven, de Talking Heads

Todos intentan llegar al bar
El nombre del bar, su nombre es el Cielo.
La banda en el Cielo toca mi canción favorita.
La tocan de nuevo, la tocan toda la noche.

El cielo, el cielo es un lugar
donde nunca, nunca pasa nada.

Hay una fiesta, todos están allí.
Todos se irán exactamente a la misma hora.
Es difícil concebir que algo
pueda ser más emocionante, pueda ser tan divertido.

El cielo, el cielo es un lugar
donde nunca, nunca pasa nada.

Cuando este beso se acabe, empezará otra vez.
No será diferente, será exactamente el mismo.
Es difícil imaginar que nada
pueda ser tan emocionante, pueda ser tanta diversión.

El cielo, el cielo es un lugar
donde nunca, nunca pasa nada.


Esta traducción, como siempre en el caso de las canciones, es incompleta, no porque falten versos, sino porque la melodía y el canto son importantes. La letra original en inglés la pueden encontrar aquí.
De las versiones, les recomiendo la del concierto/álbum en directo Stop Making Sense, que dispone también de versión fílmica [uno de los mejores conciertos filmados jamás], dirigida por Jonathan Demme.
La voz rota de David Byrne al cantar los versos de la última estrofa transmite a la perfección esa desesperación que surge de la monotonía, ese absoluto horror que es la felicidad inmutable para toda la eternidad.

btemplates